Triple Vírica (sarampión, rubeola, parotiditis. SRP)


Esta vacuna combinada se utiliza para proteger frente a tres enfermedades causadas por virus: sarampión, parotiditis o paperas, y rubéola. Se administra, por inyección, hacia los 12-15 meses de edad, con una segunda dosis a los 2 o 3 años. Su eficacia es muy elevada: entre el 95 y el 100%, lo que ha hecho que la incidencia de estas tres enfermedades en España se haya reducido drásticamente.

Posibles reacciones: la mayoría de los vacunados no presenta reacciones después de la inoculación, aunque puede ocasionar febrícula, dolor o inflamación en el lugar de la inyección. Algunos niños, una semana o diez días después de la vacunación desarrollan una erupción parecida al sarampión o paperas leves, lo que no significa que se haya infectado.

Las enfermedades que evita: el sarampión es potencialmente grave debido a sus complicaciones, como neumonía o encefalitis, y aún es causa de la elevada mortalidad en países en desarrollo. El virus de la parotiditis origina las paperas, que cuando se complican pueden llegar a provocar meningitis y sordera. En adultos, la enfermedad es grave y puede ocasionar inflamación de los testículos y esterilidad. La rubéola suele ser leve y poco peligrosa en la infancia. El problema surge para el feto si la mujer la contrae en el embarazo. Entonces puede producir secuelas graves para el futuro bebé.



Sarampión
Parotiditis
Rubéola