Poliomelitis (VPI)


Se administra por inyección en 4 dosis entre los 2 y los 18 meses. Su seguridad y eficacia se acercan al 100% y no requiere ningún tipo de precaución previa para su administración. Su inclusión universal en el calendario vacunal infantil ha conseguido que la poliomielitis sea una enfermedad excepcional. En España no hay casos de polio desde 1989 y Europa ha sido declarada «libre de polio» por la Organización Mundial de la Salud.

Posibles reacciones: su administración no suele producir efectos secundarios, pero de haberlos, son leves y locales, como enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección o febrícula.

La enfermedad que evita: el virus de la polio ataca el sistema nervioso y puede causar parálisis muscular o motora grave e irreversible.



Poliomelitis