Cómo cuidar la piel del niño con dermatitis atópica

Los baños a diario y la hidratación de la piel son claves

Baños cortos de agua tibia e hidratación son los pilares del cuidado de la piel atópica en el bebé y el niño. Y todo, ello a diario para evitar que los síntomas empeoren o que su piel se infecte. 

 
Los cuidados del niño con dermatitis atópica

Se calcula que el 20 por ciento de los niños tienen dermatitis atópica, una afección que requiere cuidados específicos porque la piel se vuelve muy delicada. Según un estudio llevado a cabo por Pediatopic, la línea dermatológica de los Laboratorios Ordesa, más del 90 por ciento de los padres con hijos que padecen dermatitis atópica hidratan su piel con una crema emoliente una o dos veces al día. Con el baño, las costumbres familiares difieren bastante de lo que recomiendan los especialistas, o sea el baño diario. Menos de la mitad –el 47 por ciento- siguen esta indicación. El 53 por ciento restante baña al niño en días alternos.

El baño del bebé o niño con piel atópica

1-    El baño ha de ser corto, no más de 15 minutos, y con agua templada no superior a los 33 grados.

2-    Los geles y champús debe ser sin detergentes -tipo syndet-, hipoalergénicos y sin perfumes.

3-    Las esponjas o las manoplas pueden irritar la piel. Es mejor usar las manos.

4-    Para secar la piel, emplea una toalla suave y procede por toquecitos, sin arrastrar la tela.

5-    Con la piel aún algo húmeda, aplica la crema hidratante. Es importante que se haga siempre con una crema adecuada.

6-    Corta las uñas del niño para que no se rasque y ponle manoplas si lo hace de noche.

7-    Evita la ropa de lana sobre las zonas de piel afectada.

¿La dermatitis molesta al bebé?

La dermatitis atópica es una inflamación de la piel que aparece seca, áspera y enrojecida. Afecta sobre todo a la cara, las manos y las zonas de flexión de brazos y piernas pero también puede invadir el abdomen del bebé. Provoca picores y el niño se irrita y se rasca con el riesgo de que la piel se lesiones e infecte. Los baños diarios y la crema hidratante proporciona alivio y por eso es tan importante que se hagan a diario.

La causa de la dermatitis atópica no está clara pero se relaciona con la alergia al polen, la contaminación, el estrés y factores genéticos. Los niños atópicos suelen tener padres o abuelos que lo fueron. Suele remitir de forma espontánea al crecer el niño.

 

Victoria Gómez