Patatas gratinadas al horno

Patatas gratinadas al horno

Tipo de plato: Cena

Tiempo de preparación: 45 minutos

Raciones: 6

Edad (meses): 24 meses


Ingredientes

800 g de patatas, medio litro de leche fría, 1 cucharada colmada de harina, aceite, 100 g de queso gruyere rallado, 1 pastilla de caldo de carne, 1 diente de ajo, sal, pimienta, un poco de romero fresco.


Descripción

Las patatas gratinadas al horno tienen adeptos seguros entre los más pequeños de la casa pero también entre los mayores. Un plato casero fácil de preparar que puedes acompañar con carne o huevos pero que también puedes servir como plato único para la cena. Tenlo en cuenta cuando preparas el menú de la semana. 

Lava las patatas, cúbrelas con agua fría salada. Cuécelas hasta que estén tiernas pero enteras. Según el tamaño de las patatas y su variedad, se harán en unos 20 a 25 minutos. En cuanto estén, sácalas del agua y déjalas enfriar.

Mientras, prepara una bechamel clarita: pon unas dos cucharadas de aceite a calentar en una sartén. Vierte la harina y remueve bien con una cuchara de madera. Al cabo de unos 3 o 4 minutos, agrega la leche poco a poco hasta conseguir una consistencia ligera. Añade la pastilla de caldo, ajusta la sal y la pimienta. 

Precalienta el horno a 180º C. Pela las patatas y córtalas en rodajas más bien finas pero enteras.

Frota con el ajo el fondo de una fuente para horno. Echa un poco de aceite por encima y cubre con la mitad de las rodajas de patatas, la mitad de la bechamel y la mitad del queso gruyere. Coloca otra capa de rodajas de patatas y el resto de la bechamel. Espolvorea el queso que queda por encima e introduce la fuente en el horno para que se dore. En unos 15 minutos, tus patatas gratinadas estarán listas para servir. Llévalas a la mesa con un poco de romero fresco por encima para dar un toque de color.

Un truco

Antes de verter la bechamel, corta trocitos de jamón cocido o lacón y convierte tus patatas gratinadas en un plato único perfecto.

 
d
d
d
d
d
d
d
d
d
d
d
d