Tontas, Listas, Francesas o de Santa Clara. Recetas y orígenes de las típicas rosquillas de San Isidro

En Guía del Niño os contamos su historia y las mejores recetas para que las disfrutéis en casa.

Ya sean Tontas, Listas, Francesas o de Santa Clara, ningún gato de nacimiento o de adopción puede resistirse a este manjar tan típico de la capital de España, que por tradición suele degustarse en estas fechas en las que celebramos la fiesta del Patrón, San Isidro Labrador.

Tontas, Listas, Francesas o de Santa Clara. Recetas y orígenes de las típicas rosquillas de San Isidro

Aunque el origen de las rosquillas se remonta al antiguo Imperio Romano, cuenta la leyenda que la costumbre de comerlas en San Isidro viene del siglo XIX, cuando la tía Javiera, una pastelera de Villarejo de Salvanés que año tras año acudía a su puesto de la Pradera, las puso de moda entre los madrileños. Tanto es así, que poco tiempo después, todos los reposteros de la ciudad afirmaban ser familiares de la mismísima tía Javiera. De ahí que se popularizaran los versos de Ramón Gómez de la Serna por todo Madrid:

Pronto no habrá, ¡Cachipé!
en Madrid duque ni hortera
que con la tía Javiera
emparentado no esté.

Tan típicas han sido desde entonces que en 1890 el pintor Ángel Lizcano pintó un lienzo con una escena de las Romerías de San Isidro con las rosquillas como protagonistas.

Ángel Lizcano rosquillas de San Isidro

Cuatro rosquillas con historia

Las Tontas - sin glaseado alguno - y las Listas - cubiertas de un baño de azúcar y limón, con un característico color amarillo, son las más conocidas, pero las de Santa Clara y las Francesas, a pesar de tener orígenes distintos, también se han convertido con el tiempo en un clásico de estas fechas.

El origen de las rosquillas de Santa Clara data del siglo XV y deben su nombre de las monjas que las elaboraron por primera vez en el Monasterio de la Visitación. Fueron creadas para recaudar dinero para las obras de caridad de las clarisas y se caracterizan por un suave sabor a anís y el glaseado de su parte superior. 

La receta original de las rosquillas Francesas fue ideada por el cocinero real para la reina Bárbara de Braganza, esposa de Fernando VI, y contiene almendra picada y azúcar por encima.

Si quieres saber cuáles son las mejores pastelerías de Madrid para degustarlas, no te pierdas nuestro artículo en Guía del Ocio Plus

Recetas

La receta de las rosquillas Tontas (publicada en la web del Horno San Onofre, una de nuestras pastelerías preferidas de la ciudad) sirve como base para hacer el resto, ya que se elaboran del mismo modo, pero cada una lleva una cobertura distinta: 

Receta de las Rosquillas Tontas o base:

Ingredientes: 

  • 1 kg de harina de trigo (floja) 1.000 g
  • 10 huevos
  • 100 g de aceite de oliva
  • 50 g de aguardiente dulce
  • 300 g de azúcar
  • 30 g de impulsor (Compuesto químico que ayuda a que una masa crezca, durante el proceso de horneado, no antes.)
  • Canela
  • 10 g de sal 

Pasos:

  • En una batidora con gancho, batir huevos, aceite, azúcar y aguardiente durante 10 minutos.
  • Incorporar los demás ingredientes y agregar los 10 g de sal.
  • Hacer la masa y estirar con el rodillo hasta que quede con un espesor de 1 cm.
  • Formar los roscos con una contrapasta y vaciar el centro de cada uno con un cortapasta más pequeño.
  • Colocar las piezas en planchas engrasadas, pintarlas con huevo batido e introducir en el horno a 220ºC.
  • Hornear de 12 a 15 minutos.

Glaseado de las rosquillas Listas:

Para hacer rosquillas Listas, bañamos las rosquillas ya horneadas en una mezcla de azúcar, clara de huevo, limón y aguardiente. Después, esperamos que se sequen.

Glaseado de las rosquillas de Santa Clara:

Para el glaseado de las rosquillas de Santa Clara preparamos el almíbar cociendo agua y azúcar a fuego lento durante 20 minutos. Después, montamos las claras de huevo a punto de nieve. El siguiente paso es ir añadiendo el almíbar progresivamente a las claras montadas (cuidando el punto de nieve). Finalmente, bañamos cada rosquilla con el merengue que hemos hecho y las dejamos secar.  

Glaseado de las rosquillas Francesas:

El ingrediente especial que les da el toque diferente a estas rosquillas reales es la almendra. Tras haber horneado las rosquillas Tontas, añadimos una capa de yema de huevo para que la almendra en grano se quede pegada y después las cocemos al horno. Por último, esparcimos azúcar glass por encima.

Mérida