Cuajada casera

Cuajada casera

Tipo de plato: Postre

Tiempo de preparación: 15 minutos

Raciones: 4

Edad (meses): 12


Ingredientes

1 litro de leche pasteurizada, cuajo químico (se compra en farmacias), canela, miel, frutos secos o lo que desees para dar sabor a la cuajada.


Descripción

La cuajada se obtiene coagulando con una enzima la proteína de la leche llamada caseína. Al mantenerse la lactosa intacta, su sabor sigue siendo muy parecido al de la leche, dulce y sin ese punto de acidez característico del yogur. Antiguamente, el cuajo se obtenía del estómago de mamíferos rumiantes. Hoy, usamos el mismo principio - la quimosina- pero es químico y se adquiere en las farmacias.  

Tradicionalmente, la cuajada se hace con leche de oveja. Utilízala pasteurizada si la encuentras. Si no, hazte con un litro de leche pasteurizada de vaca.

Pon la leche a calentar en un cazo. Cuando esté a punto de hervir, retírala y déjala enfriar hasta que alcance unos 37º. A esta temperatura, si introduces un dedo en ella, notarás que está templada pero no quema.

Coloca en cada tarro de cristal 4 gotas de cuajo y vierte la leche encima. Remueve con una cuchara y tapa los tarros con papel de aluminio. Colócalos en un lugar templado y lejos de las corrientes de aire. Cuando la leche haya cuajado, guárdalos en la nevera. 

Sirve las cuajadas con miel y frutos secos, una compota de fruta, canela en polvo, etc.