5 recetas de polos contra el calor

Todos con fruta

Refrescantes, sin aditivos ni conservantes y llenos de vitaminas y sabor. Así son polos que te proponemos para aliviar la sed en los meses de calor o disfrutar de un postre apetecible en cualquier momento del año. Sólo te llevará algo de tiempo pero podrás conservarlos en tu congelador para varias semanas.

Polos contra el calor
polos de limón

Polos de limón

La acidez del limón y la abundancia de su jugo convierten a esta fruta en la reina de los polos refrescantes. Sólo necesitarás un limón, agua, azúcar y los indispensables moldes para polos para prepararlos. Consulta la receta completa.

polos de melón

Polos de melón

El melón encierra debajo de su piel mucha agua dulce y vitaminada. Nada más fácil preparar polos con su pulpa. Necesitarás un melón algo pasado de maduración, agua, azúcar, unas gotas de limón, una pizca de sal y los moldes para polo. Aquí tienes la receta completa.

polos de fresa

Polos de fresa

Es una de las frutas preferidas de los niños por su sabor dulce y ácido y un color que abre el apetito. Para preparar polos de fresa, necesitarás medio kilo de fresas, agua, azúcar y moldes para polos. Si no tienes sorbetera, sigue nuestros consejos.

polos de naranja

Polos de naranja

En verano, una buena alternativa al zumo de naranja del desayuno son esos polos de naranja. Tu hijo tomará su ración de vitamina C y le encantará comerlos. Se preparan con dos naranjas, la misma cantidad de agua, 200 g de azúcar y unos moldes para polos. Consulta nuestra receta completa.

polos de yogur con arándanos

Polos de yogur con arándanos

El sabor ácido del yogur es perfecto para preparar polos más cremosos e igualmente refrescantes. Para prepararlos, necesitarás 3 o 4 yogures griegos -dependiendo del tamaño-, 250 g de arándanos congelados o frescos, 150 g de azúcar y envases para polos. Consulta la receta completa de los polos de yogur con arándanos.

polos de limón
polos de melón
polos de fresa
polos de naranja
polos de yogur con arándanos