La gran aventura para disfrazar a los niños: Carnaval

Disfruta del Carnaval más divertido sabiendo cómo elegir el disfraz de tu hijo.

Disfrazzes

Seguro que tu hijo siempre tiene en mente ese muñeco que quiere para su cumpleaños. Quizá te hayan bombardeado estas navidades con anuncios de juguetes alucinantes con mil luces, movimiento y sonido. Pero, ¿se te ha ocurrido alguna vez regalar un disfraz? Porque no solo sería un disfraz. No es solo tela que forma un atuendo divertido. Un disfraz siempre es algo más. Imagina a tu hijo disfrazado de su personaje favorito, de un superhéroe, de un personaje histórico o de una profesión que admire. Cualquier disfraz es una puerta abierta a la imaginación y aquí tenemos un universo de disfraces que logran todo esto y más.

Queremos ayudarte para que junto a los peques de la casa puedas disfrutar de un Carnaval único creando momentos divertidos e inolvidables. Te dejamos una guía fácil de tres pasos básicos que tendrás que seguir para conseguir que esta aventura sea la mejor del año.

Paso uno: elegir el disfraz

Disfrazzes

Puede que creas que es el paso más difícil, porque hay muchos disfraces o porque tu hijo no termina de decidirse. Enfócate en aquello que realmente le gusta. Mirar las temáticas ayuda mucho y centrará la búsqueda mejor. Luego habrá modelos diferentes del mismo personaje o de la misma temática, así que tendrás que fijarte en la talla primero e ir descartando. ¿Quieres un disfraz calentito? Mejor que le venga un poco más grande, así le puedes poner ropa debajo para mantener el calor. Los disfraces de animales, esquimales y vikingos son geniales para no pasar tanto frío. Menos mal que este año Carnaval cae en marzo… Tendremos más opciones de disfraces.

Cuando tengas claro qué disfraz es el indicado, tendrás que ver si necesita complementos o maquillaje. Mejor un maquillaje sencillo y complementos cómodos para no tener que lidiar con ellos más tarde. Aunque los complementos siempre consiguen darle más realismo al disfraz y a los peques les encantan. Intenta buscar el equilibrio.

Paso dos: disfraces en familia

Disfrazzes

Si solo se disfrazan los niños no será tan divertido. Implica a toda la familia en la búsqueda de disfraces que se complementen o que sean de la misma temática. Los disfraces son un juego y es mejor si se comparten. Por ejemplo, si el niño quiere ir de policía, la familia puede acompañarlo disfrazándose de policías o ladrones. Si son superhéroes, ¿qué mejor que una familia llena de enmascarados que luchan contra el crimen juntos? Dentro de las temáticas hay infinidad de disfraces diferentes que ayudan a crear un mundo carnavalero muy divertido. Compartir estos momentos con los niños es mágico, no solo para ellos, sino para toda la familia. Hay momentos que no pueden comprarse y estos son un ejemplo de ello.

Una de las figuras más importante cuando se es niño es la figura del abuelo y la abuela. Te aseguramos que la cara de tu peque cuando vea a sus abuelos disfrazados será única. Es una forma increíble de compartir el tiempo y la diversión.

Paso tres: preocúpate de disfrutar

Disfrazzes

Cuando ya tengas todos los disfraces o complementos elegidos, viene la mejor parte. Los pueblos son donde se concentran la mayoría de fiestas, pero en las ciudades también se celebran desfiles, festivales de colegio y fiestas de disfraces en general. Nos encanta pasarlo bien y Carnaval es una buena prueba de ello. En esta fiesta tenemos la oportunidad de ir de nuestros personajes favoritos, de tener una profesión diferente, de viajar en el tiempo y vestir de otra época. Para los niños es la oportunidad de jugar y vivir aventuras. Los disfraces ayudan a la imaginación y eso es lo más importante para un niño. Así que, prepárate para el Carnaval y disfruta al máximo con los peques.