5 cuentos de los hermanos Grimm para ir a la cama

Érase una vez...

Los hermanos Grimm recopilaron unos 280 cuentos de hadas, entre otros los famosísimos 'Blancanieves', 'La bella durmiente' o 'Rapunzel'. Leerlos a los niños es abrir una puerta a mundos donde todo es posible incluso la maldad más cruel pero donde todo termina bien. 

Los hermanos Grimm hicieron un enorme regalo a generaciones de niños y adultos con su impresionante labor de recopilación de cuentos de hadas, fábulas y leyendas que hasta entonces sólo se difundían por tradición oral. Publicaron en torno a 280 cuentos y con ello contribuyeron a la construcción de la identidad nacional de Alemania. Pero sobre todo dotaron a los niños de una fuente inagotable de placer. Algunos de sus cuentos han dado lugar a innumerables adaptaciones tanto escritas como en el cine o el teatro. Sus personajes se han convertido en habituales del mundo de los niños como Hansel y Gretel o la princesa Rapunzel y su larga cabellera rubia. La bella durmiente, atrapada en un sueño de cien años, no ha perdido un ápice de su atractivo. Al igual que Blancanieves  y su gran familia adoptiva o El flautista de Hamelín que, con la magia de su instrumento sigue enganchando a miles de niños. Leer estos cuentos a los niños es compartir con ellos viejas historias surgidas de lo más profundo del ser humano.