Corgi, las mascotas de la reina