Cuéntanos tu opinión sobre la educación sin gritos

A mí me funcionó

Enfado

El estrés del día a día y las prisas con que tenemos que hacerlo todo nos llevan a perder los nervios con nuestros pequeños con más frecuencia de la que deberíamos. ¿Cómo reaccionas con él cuando hace algo más? ¿Con gritos y castigos? ¿Preferís en vuestra casa las conversaciones sosegadas para que reflexione? Cuéntanos tu opinión. Cuatro de vuestros testimonios se publicarán en nuestra revista y ganarán una suscripción gratuita durante seis meses.

 

Sólo los usuarios registrados pueden participar, si no estás registrado todavía, hazlo pinchando aquí.

No hay participaciones publicadas