Más mascotas que niños. Así es la realidad de los hogares españoles hoy en día

Según un estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), hay más hogares con mascotas que habitados por menores de 15 años.

Menos niños y más animales de compañía. Los hogares españoles cuentan, según datos del INE y de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC), con más de 13 millones de mascotas registradas en este año en el que los nacimientos han registrado su cifra más baja. 

En total, en España viven 6.265.153 niños menores de 14 años, mientras que el número de perros registrados (de cualquier raza) llega casi a los 7 millones. Esta cifra se incrementa en 6 millones si contamos también el resto de animales de compañía (y eso que hablamos solo de los que están registrados). En concreto, 3.795.139 eran gatos, 6.733.097 perros y el resto peces, reptiles, aves y pequeños mamíferos como conejos o hurones.

La falta de ingresos y la inestabilidad laboral como motivo principal

Los datos evidencian que la sociedad española está inmersa en un proceso de cambio que lleva a las jóvenes parejas a tener cada vez menos hijos, y los motivos son muchos y variados. Entre los más comunes se encuentran las dificultades económicas, las laborales o simplemente, el aparente cambio de paradigma que estamos experimentando. 

Las familias españolas se ven cada vez más asfixiadas (monetaria y psicológicamente) ante las diferentes crisis económicas que hemos tenido que hacer frente durante las últimas décadas, a las que se suman la inestable situación que la pandemia de COVID-19 ha generado en nuestra sociedad. 

El futuro es cada vez más incierto, sobre todo en el entorno laboral, y este es un factor fundamental que hace que frenemos nuestras aspiraciones de tener más hijos. El resultado es el que ya intuimos: un país envejecido en el que cada vez hay más ancianos, menos niños y más animales domésticos. 

Y es que las mascotas, además de ofrecernos compañía, protección y amor incondicional, son mucho más fáciles de mantener que un bebé en muchos sentidos, aunque en este caso, prima la economía: mientras que las facturas básicas de los perros ascienden a una media de poco más de 37 euros al mes, las de un hijo se sitúa entre 350 y 420 euros de media durante el primer año de vida. 

Mascotas para combatir la soledad

Sin embargo, la compañía sigue siendo un aspecto fundamental en nuestras vidas. Ahí es donde entran en juego nuestros “mejores amigos”, con el fin de hacer frente a lo que los expertos han venido a llamar la “pandemia de la soledad”.

Como dato, según un informe elaborado por la agencia de investigación GFK, en España, el 35% de las personas de hasta 36 años tenían un animal en casa frente al 32% de los adultos de más de 52 años. Además, durante 2020, en pleno confinamiento por la pandemia mundial de COVID-19 las protectoras de animales de España notificaron un descenso considerable en el número de abandonos y un ligero aumento en el número de adopciones. En concreto, se recogieron alrededor de 268.000 perros y gatos abandonados, un 6,7% menos que el año anterior, de los que 162.000 fueron canes, un 11,5% menos que en 2019.

En las últimas décadas hemos pasado a considerar a nuestros amigos peludos, alados o escamados de simples mascotas a auténticos miembros de la familia. Una muestra de ello es la proliferación de los espacios pet-friendly, cada vez más habituales en nuestras ciudades, establecimientos y alojamientos turísticos. 

Miriam Hernández