Manualidades para niños de 3 a 5 años

Sencillas y divertidas

Entre los 3 y los 5 años, los niños aún son poco hábiles con sus manos. Hacer manualidades sencillas con ellos desarrolla su sentido del gusto y su motricidad fina. Y les divierte mucho.

Haciendo manualidades

Dibujar y pintar

Con un poco de imaginación, esta actividad da mucho más de sí que los simples garabatos en un papel. Te proponemos varias ideas muy ad hoc para niños pequeños en  Ideas divertidas para dibujar y pintar con niños de 2 a 3 años.

Modelar

Es una actividad que gusta a todos los niños de esta edad. Procura hacer la pasta en casa, es más barato y a los niños les encanta. Hay muchas recetas. Te proponemos 5 recetas de plastilina y 2 de pasta de modelar

Para trabajar la masa, utiliza instrumentos de la cocina: cubiertos de plástico, rollo de amasar, moldes de repostería. Puedes hacer, las letras de su nombre, estrellas o árboles para colgar del árbol de Navidad o imanes para la nevera o pequeñas figuras. Según la receta elegida, la pasta puede tener color o pintarse después de pasar por el horno. 

 

Una ciudad con material reciclado

Las cajas de cartón, el tubo del papel higiénico, los envases de yogur, las botellas, servilletas de papel de colores... son suficientes para crear una pequeña ciudad. La ilustración corresponde a una manualidad de Nuestro mundo creativo. En su web, encontrarás los pasos a seguir.  

Aquí van otras ideas:

El césped: pega varias servilletas de papel de color verde

Los árboles: quedarán perfectos con los cilindros de papel higiénico terminados con servilletas de papel para la copa.

La iglesia: usa una caja de cartón y el tubo del papel de cocina para el campanario.

Los peatones: dile a tu hijo que los haga de plastilina casera.

 

Caras para comérselas

Las frutas y algunas verduras se prestan perfectamente a este juego. Con pocos elementos, se transforman en personajes muy curiosos. Para estimular la imaginación del niño, procura guiarle lo imprescindible. Dale los elementos con los que debe trabajar y deja que él encuentre la solución.

Cualquier fruta o verdura más o menos redonda valdrá. Para los rasgos, puedes darle arándanos, grosellas, uvas, caramelos, trocitos de chocolate o zanahoria, pasta, colines, etc. Se unen los elementos con mondadientes.