5 recetas para hacer plastilina casera

Elige la que más te guste

¿Por qué comprar plastilina si la puedes hacer en casa en un abrir y cerrar de ojos? Es más divertido y sabrás lo que lleva dentro.

 
plastilina

1. Plastilina con harina de avena

Mezcla en un bol una parte de harina de trigo con dos partes de harina de avena y una parte de agua. Amasa hasta hacer una pasta suave. Esta plastilina no está hecha para comerse pero si tu hijo la prueba, no le pasará nada.

Conservación: aguanta unos días si la guardas tapada en el frigorífico. Más tiempo si la cueces.

2. Plastilina cruda

La sal retiene la humedad y ayuda a lograr una pasta moldeable. 

Necesitarás: 1 vaso de agua, 1 vaso de sal, 2 cucharaditas de aceite vegetal, 3 vasos de harina y 2 cucharadas de almidón, témpera o colorante alimenticio. 

Mezcla el agua, la sal, el aceite con suficiente témpera o colorante alimenticio para conseguir un color intenso. Añade la harina y el almidón poco a poco hasta lograr una masa parecida a la de las galletas.

Conservación: guárdala tapada.

3. Plastilina de sal

Necesitarás: 1 vaso de sal, medio vaso de harina, 1 vaso de agua.

Mezcla los ingredientes y cuécelos a fuego medio. Retira la cazuela cuando la pasta haya quedado espesa. Deja enfriar un poco y añade harina hasta conseguir una plastilina moldeable.

Conservación: en un bote con tapa.

4. Plastilina comestible

Necesitarás: 2 vasos de crema de cacao tipo Nocilla®, 6 cucharadas de miel, leche desnatada en polvo o leche y harina.

Pon todos los ingredientes en un bol y mezcla. Añade leche en polvo o leche y harina hasta lograr un masa parecida a la de las galletas. Moldea la plastilina y decora con pepitas o gominolas. ¡Delicioso!

5. Plastilina con glicerina

Necesitarás: 3 vasos de harina de trigo, un vaso de sal, un vaso de agua fría, una cucharada sopera de glicerina.

Mezcla todo hasta que adquiera una consistencia elástica. Si hace falta algo más de agua, añádela.

Esta plastilina es sensacional para modelar. Se endurece al secarla en el horno precalentado a unos 150 º. El tiempo depende de la forma de las piezas. Si son planas, bastará con hora y media, si son tridimensionales, más tiempo. Luego, se pintan y barnizan.