2 experimentos divertidos para niños de 7 años y más

Estos experimentos son espectaculares pero no entrañan peligro. Son perfectos para animar una tarde de verano.

 

1. Hacer un volcán

Con este experimento, el agua saldrá de la botella como su fuera un volcán. ¡Sin peligro!

Necesitarás:

- 1 botellín de plástico

- 1 cucharadita de bicarbonato sódico

- Detergente líquido

- Vinagre

- Periódicos viejos

- Cuarto de taza de agua

 

 

 

Pasos a seguir

Algunos consejos 

- A menor tamaño de la botella, más espectáculo. Elige un envase pequeño.

- Cubre la mesa de periódicos viejos para no ensuciar.

- Remueve bien la cucharadita de bicarbonato en un cuarto de taza de agua.

- Añade colorante alimentario rojo al agua y tendrás un volcán aún más impresionante.

 

2. Construir un electroimán

El electroimán atrae el hierro y tú puedes construir uno.

Pasos a seguir

Más información sobre el material necesario

- El cable eléctrico ha de tener unos 50 cm de largo.

- Quitar el plástico del cable es un poco difícil. Pide ayuda. 

- Puedes usar un clavo o un tornillo de unos 7-8 cm. Su tamaño ha de ser mayor que el de la pila.

- Ten a mano objetos de hierro como clips, chinchetas, clavos pequeños...

Más información sobre el montaje

- Quita unos 2 cm del plástico que recubre un extremo del cable y unos 5 cm del otro extremo cortándolo con unas tijeras.

- Pega con cinta adhesiva un extremo del cable al polo positivo y enrolla el cable bien ajustado a lo largo del tornillo. Es importante que al principio, el filamento de cobre toque el tornillo.

- Sujeta el imán por la parte cubierta de plástico del tornillo o por el cuerpo de la pila y acerca los filamentos de cobre al polo negativo. La electricidad almacenada en la pila pasa por el tornillo lo que pondrá en marcha el imán.

- Acerca un imperdible, un clip, un alfiler... a la punta del tornillo y comprueba si los puedes levantar con tu imán. 

- Cuando sueltes la conexión, fíjate en lo que ocurre.