Jugar con música

Es sorprendente cómo los bebés son sensible a la música desde muy pequeños. Aprovecha este gusto innato por la música para jugar con él a marcar el ritmo.

Bebé con xilófono

1. Siéntate delante de un espejo grande con el niño sentado en tu regazo. Pregúntale dónde están sus ojos, pelo, nariz. Pon música y observa cómo baila al compás.

2. Hazte con 3 o 4 cascabeles pequeños y átalos a un cordón elástico. Pasa el brazalete de cascabeles a la muñeca o tobillo del bebé y pon música. Verás cómo el niño baila y da palmadas con su brazalete.

3. Pon música y baila con el bebé. Cuando termina la canción, déjate caer al suelo con él y vuelve a bailar en cuanto empiece otra canción. 

4. Recopila botellitas de agua mineral son su tapón y llénalas de diferentes objetos pequeños: judías, piedrecitas, botones, pasta... Si son transparentes, el bebé observará cómo se mueven en su interior. Pon música y juega con sus maracas caseras.

5. Fabrica un tambor casero con una lata de leche en polvo y su tapa. La puedes decorar pegando papel de color en el cilindro. Corta palillos chinos de usar y tirar a un tamaño manejable para el bebé y deja que marque el ritmo. 

Magda Campos