Juega con pompas de jabón y descubre leyes de la naturaleza

Demostrar el efecto de la electricidad estática o del frío intenso sobre los líquidos es posible con pompas de jabón. Juega con tu hijo y de paso, abre su mente hacia fenómenos de la naturaleza que estimularán su capacidad de observación.

Madre e hija haciendo pompas de jabón

Para hacer estos experimentos, habrá primero que preparar una solución jabonosa. Hay varias recetas que se diferencian básicamente en la cantidad de glicerina que contienen dependiendo de la sequedad del aire y la temperatura del ambiente, los dos grandes enemigos de las pompas de jabón. Una vez preparada la solución, podrás llevar a cabo estos experimentos.

1. Pompas de jabón y electricidad estática

Necesitarás: un soporte para hacer pompas, solución jabonosa, un peine de plástico, un tejido de lana.

Como proceder:  

- frota con fuerza el peine sobre el tejido de lana.

- haz pompas y cuando ya vuelen, acerca el peine.

Qué observar:

La pompa es atraída por el peine como si fuera un imán pero cuando se acerca demasiado, parece despedida hacia arriba. Luego vuelve a caer. 

2. Pompas de jabón heladas

Cuando el termómetro exterior marca menos de cero grados, sal a la calle a hacer pompas. Haz una y no permitas que salga fuera del soporte. Manténla quieta unos minutos.

Otra alternativa es hacer pompas sobre un plato un poco húmedo. Para ello, introduce la paja en la solución y cubre el orificio con el dedo. Llévala al plato, deposita la solución y sopla.  Saca el plato lleno de pompas hacia fuera. 

Qué observar:

Al cabo de unos minutos, se formarán cristalitos en la superficie de la pompa y se congelará. Observa su consistencia y color. Vuelve hacia el interior y observa lo que pasa cuando la pompa está en una ambiente más cálido.

Magda Campos