Lámparas de Halloween hechas en casa

El entorno en que se desarrolle tu fiesta de Halloween es fundamental para que los niños lo pasen en grande. Un salón o jardín decorado con velas y sin ninguna otra luz artificial hará que la adrenalina corra por sus venas. Os enseñamos a hacer divertidas y aterradoras lámparas con vuestras propias manos.

Lámparas de Halloween

Lámparas de fantasmas

Lámparas de Halloween

Hemos encontrado esta propuesta en ideasdemanualidades.com, una web donde recopilan cientos de manualidades para practicar con los niños.

Materiales: botellas de plástico grandes vacías, preferentemente con un tono blanco para que simule la sábana del fantasma; rotulador permanente negro y una vela.

Cómo hacerlo

1. Con ayuda de unas tijeras o un cutter, corta la base de la botella. Lávala y sécala bien.
2. Dibuja la silueta de los ojos y la boca de los fantasmas que quieras hacer y rellena su interior. Puedes hacer tantas caras como desees.
3. Coloca una vela encendida y cúbrela con la botella pintada.
¡Cuidado! No es bueno que las mantengas mucho rato encendidas ya que la vela podría derretir y prender el plástico de la botella. Una vez los niños hayan llegado y contemplado vuestra obra, retira las botellas para evitar accidentes.

Lámparas de colores

Lámparas de Halloween

Paso a paso con Jeannine nos sugiere hacer lámparas con botellas de dos litros de refresco y pintarlas en los colores típicos de Halloween.

Materiales: botellas de refresco, cola blanca, papel seda de colores, tijeras y una vela.

Cómo hacerlo

1. Corta la parte superior de la botella tan alta como quieras hacerla. Marca los ojos y la boca con rotulador y córtalas con ayuda de las tijeras.
2. Cubre la botella con cola blanca y pega el papel seda del color que hayas escogido. Corta los huecos que habías abierto previamente.
3. Coloca una vela metida en un envase de cristal para que se sujete bien y no se derrame la cera.