4 dulces de Navidad para niños

Anímate a preparar mazapanes, turrón o mantecados. El placer de comerlos será doble.

Estos dulces artesanales se elaboran con ingredientes que seguramente ya tienes en la despensa. Son fáciles y divertidos de preparar.

Mantecados

Ingredientes (para 30 piezas): 1,5 kg de harina, 1 vaso de aceite de oliva, 2 cucharadas soperas de azúcar, 1 cucharada de anises, 50 mL de vino blanco seco, 1 cucharadita de canela, azúcar glas.

Pide a tu hijo que llene un vaso de agua hasta la mitad y sumerja en él los anises. Mientras tanto, tú calientas el aceite hasta que esté a punto de humear. Este aceite caliente se vierte sobre la harina, que habréis dispuesto en una ensaladera grande. Remueve bien hasta que toda la harina esté completamente empapada. Ahora, él añadirá a la masa el azúcar, la canela, el vino y los anises con su agua. Esta masa se pone sobre la mesa y se trabaja un rato.

Podéis dar forma a los mantecados haciendo bolitas y aplastándolas con la mano, pero también utilizando moldes de estrellas, corazones o motivos navideños. Después, se colocan en una bandeja engrasada y se hornean diez minutos a horno fuerte. Finalmente, se espolvorean con azúcar glas.

 

Figuritas de mazapán

Ingredientes: 250 g de almendras crudas de buena calidad, 250 g de azúcar, 2 claras de huevo a punto de nieve.

Tritura las almendras con una batidora. Una vez las claras esponjosas, hay que ir añadiendo las almendres y el azúcar hasta formar una masa. Se trabajan las figuritas con las manos o usando moldes –sirven también los que él utiliza para moldear plastilina–. Después, pueden decorarse con trocitos de fruta escarchada y confetis de col

ores para hacer, por ejemplo, los ojos y una sonrisa en una cara o las bolitas de un árbol de Navidad. Y con las mismas herramientas de la plastilina pueden trazar las líneas de un panecillo o las de una estrella. 

Para terminar, se colocan sobre una bandeja de horno con papel de hornear, se pintan con huevo batido y se dejan unos minutos, hasta que estén doradas.

 

Turrón de chocolate

Ingredientes: 300 g de chocolate especial de cobertura, 100 g de mantequilla

Prepara un molde rectangular de los que utilizas para hacer los bizcochos –también pueden servirte las tarteras de plástico o de cristal. Derrite en el microondas, a potencia media el chocolate con la mantequilla. Mientras tanto, pide a tu hijo que prepare una mezcla con sus ingredientes preferidos, que previamente tú habrás seleccionado en pequeños cuencos: trocitos de fruta confitada y copos inflados del desayuno: de trigo, arroz y maíz. Luego, ha de ponerlos en el molde y verter sobre ellos el chocolate ya fundido.

El turrón se guarda en la nevera, y antes de que se solidifique por completo, se adorna con rodajas de naranja confitada. 

 

 

Helado de turrón blando

 Ingredientes: 1 tableta de turrón de Jijona, 2 yemas de huevo, 2 cucharadas de azúcar, 125 g de leche, 300 mL de nata líquida

El turrón debe estar blandito. Mientras lo trituras en la picadora, tu hijo puede batir con las varillas las yemas de huevo y el azúcar. Dile que te avise cuando la mezcla se haya puesto clarita, señal de que el azúcar se ha disuelto en las yemas. Entonces, debe añadir la leche y la nata.

Ahora, coloca tú el bol con la mezcla en un recipiente con agua caliente, llévalo al fuego y remueve con una cuchara de madera durante unos quince minutos, hasta que espese y adquiera la textura de una crema fina. Es importante que la crema no llegue a hervir.

Una vez fuera del fuego, tu hijo debe añadir a la mezcla el turrón triturado y ponerlo todo en un molde metálico. Guárdalo en el congelador hasta que la superficie se haya congelado. Él debe vigilarlo y avisarte cuando eso suceda. Sácalo, bate la crema helada en el batidora para deshacer los cristales de hielo y devuélvelo al congelador, esta vez cubriendo el recipiente con papel de aluminio. El helado estará listo a la mañana siguiente.

Maite Izquierdo