10 propósitos familiares para el Año Nuevo

365 días para disfrutar

Las doce campanadas con las que recibimos el Año Nuevo nos empujan a proponernos objetivos que cumplir en los próximos meses. A la típica lista de aprender inglés, ir al gimnasio, hacer dieta y dejar de fumar añadimos 10 ideas más que mejorarán vuestra vida familiar.

Familia escribiendo propósitos

Echa un vistazo a esta lista de 10 propósitos familiares de año nuevo que hemos elaborado. Tienes 365 días para cumplirlos; no hace falta empezar con todos el día 1 de enero, pero sí intentarlos con ahínco en algún momento de los próximos 12 meses.

1. Pasar más tiempo con los niños. Conciliar la vida familiar y laboral es tan complicado como necesario. Durante años los especialistas han insistido en que es más importante pasar tiempo de calidad que de cantidad con nuestros hijos; nosotros abogamos por el tiempo de exclusividad: intenta aumentar los ratos que pasas con él cada día y procura que, cuando juguéis, hagáis los deberes o escuches cómo ha ido su día en el cole te estés dedicando sólo a él; olvida los problemas del trabajo y las tareas pendientes.

2. No pagar con ellos los malos rollos. Los niños no tienen la culpa de los problemas de los mayores y no es lógico ni justo que le grites porque hayas tenido un mal día en la oficina. Aprende a relajarte y deja las cuestiones ajenas al hogar debajo del felpudo para que no alteren vuestra vida familiar.

3. Dedicar tiempo a cada niño. Si tienes más de un hijo, es muy bueno que dediques un ratito en exclusiva a cada uno, pues cada uno tiene sus necesidades. Además, enséñales a disfrutar de actividades juntos pese a su diferencia de edad.

4. Aprender a priorizar. Los platos por fregar, la ropa por planchar, las fotos de las vacaciones sin descargar de la cámara… ¿Realmente es eso lo más importante? ¡No! Haz una lista con las cosas vitales en tu vida encabezada por tus hijos y deja lo demás para más adelante.

5. No discutir delante de ellos. Los niños son muy suspicaces y sensibles a las peleas de los adultos y pueden pasar de intentar sacar partido de ellas a pensar que papá y mamá  ya no se quieren. La mejor forma de evitar esta situación es no discutir en su presencia.

6. Cuidar la dieta de toda la familia. El sobrepeso se ha convertido en un verdadero problema de salud pública en nuestro país y los padres tenéis mucho que hacer para evitarlo. Enséñale a comer las cinco raciones recomendadas de frutas y verduras diarias, aumenta el consumo de pescado en su menú, reduce el de fritos y precocinados y, sobre todo, da ejemplo y procurad comer juntos siempre que os sea posible para que vea que vosotros también os cuidáis y disfrutéis de un ratito de charla en familia. 

7. Hacer deporte juntos. “La familia que hace deporte unida permanece unida”. Apuntaos a la moda del running, bajad al parque a echar un partidillo de fútbol, id a la montaña y haced una ruta de senderismo…

8. Fomentar las salidas culturales. No sólo de videojuegos y televisión vive el hombre. Desde que tenga tres años ya estará preparado para ir al cine y al teatro y un poco más adelante para disfrutar del arte en un museo. Aprovechad las actividades que organizan para las familias.

9. Adiós a los malos hábitos. Olvidaos del tabaco –sobre todo en su presencia–, el alcohol y las drogas, más aún si estás embarazada. 

10. Fomentar el buen humor, las risas, el cariño… Un niño que crece en un entorno feliz, con muestras de amor y respeto a su alrededor se convertirá en un adulto sensible, empático, cariñoso y solidario. Saberse y sentirse querido es el mejor regalo que puedes hacerle y puedes ofrecérselo cada día y a coste cero. ¿Te parecen pocas ventajas?

Mini-propósitos para niños

Igual que tú vas a intentar mejorar cada día para que viváis en un buen clima familiar, puedes proponer a tu hijo que redacte su propia lista de objetivos para el año nuevo. Recoger los juguetes sin que me lo manden, ayudar a poner y quitar la mesa, hacer los deberes sin ayuda, lavarme los dientes, obedecer, no mentir o no pelearme con mis hermanos pueden ser algunos de sus propósitos.

Laura Jiménez