Menú amoroso para el Día de la Madre

¡Manos a los fogones!

Ella suele ser la encargada de preparar la comida que la familia degusta cada día. Por eso no está de más que papá y los niños dediquen una jornada a cocinar apetitosos y sencillos platos que ella degustará de buen grado. Os ayudamos a elaborar un menú ‘facilón’ y lleno de amor para el Día de la Madre.

Desayuno para el Día de la Madre

Crepe
Para desayunar. Crèpes decorados

Ingredientes: 125 g de harina, 2 huevos, 250 mL de leche, 50 g de mantequilla, 5 g de azúcar y una pizca de sal. Además, necesitarás una cucharadita de mantequilla para untar la sartén, arándanos y frambuesas o sirope para decorar.

Cómo prepararlos. Funde la mantequilla calentándola en el microondas durante 30-40 segundos y échala en una jarra –para evitar salpicaduras– con la leche, la mantequilla y los huevos. Añade la harina, el azúcar y la sal y mezcla con las varillas o la batidora. Pasa la mezcla por el colador para eliminar los grumos.

Unta una sartén antiadherente con mantequilla y caliéntala a fuego medio. Vierte un poco de la masa –la medida de un cucharón aproximadamente– y extiéndela bien. Cuando empiece a cuajarse, dale la vuelta.

Puedes decorar tu crèpe de muchas formas diferentes. Dibuja la silueta de un corazón con frambuesas y un I inglés con arándanos; trázalo con su sirope favorito o escríbele un mensaje con él.

Para comer. Sopa de tomate con corazones

Ingredientes: 4 tomates grandes, la parte blanca de 1 puerro, 1 litro de caldo y corazones de pasta.

Cómo prepararla. En una sartén con aceite caliente saltea el puerro cortado en rodajitas finas. Unos dos o tres minutos más tarde añade los tomates sin piel. Tapa la sartén y deja cocer a fuego lento unos cinco minutos. Mezcla el contenido de la sartén con el caldo y tritúralo todo con la batidora. Cuélala para retirar las pepitas.

En un bol aparte, cuece unos corazones de pasta y añádelos a la sopa como decoración.

De segundo: huevos con amor

En diferentes páginas web (como www.curiosite.es) y tiendas de decoración y alimentación encontrarás moldes con formas diferentes. A nosotros nos ha parecido que la de corazón es la más propia para el Día de la Madre.

Ingredientes: 2 huevos, 2 rebanadas de pan y perejil picado o pimentón para decorar.

Cómo prepararlos: La mejor forma para garantizar que los huevos adquieran la forma del molde es hacerlos a la plancha en lugar de fritos. Calienta la sartén a fuego medio, coloca el molde en el centro de la misma, rompe el huevo y vierte la clara y la yema en el dentro del molde. Sala al gusto.

En otra sartén, tiesta las rebanadas de pan hasta que queden crujientes. Decora con un poquito de perejil o una cucharadita de pimentón dulce.

Para merendar. Minitartas de queso

Nadie como los americanos han conseguido cocinar una cheesecake. Hay tantas recetas como cocineros pero nosotros nos quedamos con esta, muy fácil de elaborar y deliciosa. Usa los mismos moldes que compraste para los huevos o adquiere unos especiales para tartas y galletas.

Ingredientes: un sobre y medio de preparado para cuajadas, 250 mL de leche, una tarrina grande de queso tipo Philadelphia, medio bote de leche condensada, galletas tipo María y mantequilla.

Cómo prepararlas. Disuelve el sobre y medio de preparado para hacer cuajadas en 250 mL de leche. Mézclalo con el queso, la leche condensada y lo bates bien. Pon la mezcla en una olla a fuego lento hasta que empiece a hervir.

Por otro lado, tritura las galletas con un poco de mantequilla hasta que quede una masa homogénea.

Coloca las galletas en el fondo del molde apretando bien. Vierte la mezcla de queso y deja enfriar. Decora con mermelada del sabor que más le gusta y desmolda.

Para cenar. Un sándwich mixto especial

Ingredientes: dos rebanadas de pan de molde, jamón York, queso de sándwich y mantequilla.

Cómo prepararlo. Unta las rebanadas de pan con un poco de mantequilla para dar más sabor al pan. Coloca el jamón y el queso y pon el sándwich en una sartén a fuego medio o en una sandwichera. Coge el molde de los huevos y corta con esa forma o hazlo con unas tijeras o cuchillo de punta redonda.

Laura Jiménez