8 manualidades con fotos

Para tenerle siempre presente

Un marco de fotos, un marcapáginas,... Si quieres tener siempre presente la imagen de tu pequeño, nada mejor que hacerlo con una de estas manualidades.

Familia haciéndose un selfie

1. Bien pintado

Compra una marco de clip. Haz una cuadricula de 1 cm de ancho en una hoja y colócalo bajo el cristal del marco. Colorea los cuadraditos con distintos colores, sin llegar al borde para que quede un espacio libre entre ellos. Puedes seguir la misma secuencia de colores o ir variando. Ya sólo te queda poner una foto y llenar de besos a mamá.

 

Marcapáginas
2. Para las lectoras

 ¿Qué te parecen estos marcapáginas con caritas de hadas? Os proponemos que las sustituyais por una imagen de vuestros pequeños. Coge una tira de cartulina y decorala con corazonez y estrellas de colores si tienes una niña y unos círculos de colores si es niño. Después, corta unas alas para adornar y una corona que colocarás sobre la foto recortada de tu hijo. Cuando lo tengas todo listo, une las piezas con pegamento y plastifica la composición para que no se estropee.

Marco negro
3. El más elegante

Compra en una tienda multiprecio un marco de madera en color negro (también puede ser de madera sin tratar para que vosotros elijáis el color que más os guste). Hazte con unos cuantos botones que usen el color del marco como base combando con otro que contrastre mucho (recuerda que el blanco va bien con todo). Echa una gota de cola blanca en el botón y fíjalo a la madera, apretando con firmeza para que no se caiga. Deja secar, comprobando que todos los botones están bien anclados, y coloca una foto de la reina de la casa.

Caja sorpresa
4. ¡Sorpresa!

Para elaborar este muñeco saltarín necesitas una caja de cartón, unos trozos de cartulina y una foto recortada de tu hijo o uno de sus dibujos. Pega dos tiras de cartulina de tal modo que formen una V y ve doblando cada uno de los extremos para ir fabricando un muelle. Deja una lengüeta en la parte inferior para pegarla a la caja y otra en la superior para pegar tu muñeco. Cuando lo hayas colocado, cierra la caja y preparárate para oír el susto de mamá.

Imán
5. Amor magnético

 La tapa de metal de un tarro viejo es perfecta para prepara un imán para la nevera con la foto de tu hijo, Pega un trozo de cinta magnética en la parte exterior de la tapa. Coge un trozo de cartón y pega la foto del niño en ella. Después, cúbrela de cola blanca e introdúcela dentro de la tapa. ¿Verdad que queda perfecto?

 

Marco plateado
6. Un marco plateado

Recorta una cartulina de colores con forma de cuadrado y abre un hueco en su parte central para colocar la foto que hayas elegido. Dibuja unas flores en trocitos de cartulina de distintos colores. Para darle un aire más cool, coge unos trocitos de papel de aluminio y dibuja en el flores de distinto tamaño para colocarlas sobre tu marco. Si prefieres hacer todo el cuadro con aluminio, dibuja el rectángulo grande, corta el hueco para la foto, dibuja los adornos que más te gusten y pega la composición sobre una cartulina.

Coche
7. Para el coche

Contemplar a su niño en el retrovisor hará más llevaderos los atascos. Necesitas un dibujo de un oche hecho por tu hijo o una ilustración que hayas encontrado en internet o en una revista. Coloca una simpática foto del pequeño asomando por una de las ventanillas y que él escriba debajo "No corras, mami" o "Cuidado al volante". Plastifícalo, hazle un agujeto y añade una cinta para colgarlo del espejo.

Libreta
8. Una libreta

Será perfecta para que no se olvide de nada. Haz una foto de perfil al niño, recorta la silueta y cópiala en un trozo de cartulina que combine con el tono que habéis elegido para el cuaderno. Pégala en la portada y añade una trenza de fieltro alrededor para enmarcarlo. Si no os gsta el color de la librete podéis forrarla de papel seda y añadir unos lazos de raso pegados en el interior de la cubierta para cerrarla.

Imágenes: libros de manualidades de Combel, Usborne y Editorial Juventud.

Laura Jiménez