Prepara a tu mascota para la llegada del bebé

Si hasta ahora, vuestra mascota había sido el bebé de la casa y le llega un competidor, conviene prepararle a los cambios poco y poco. Aquí tenéis algunas medidas que ayudarán a evitar los celos del animal.

Embarazada con perro

Si tienes una mascota en casa, su vida será distinta cuando llegue el bebé. ¡También lo será la tuya! Para que tu animal se vaya acostumbrando poco a poco, conviene ir preparando su llegada con antelación. 

  • Si dedicas a tu mascota mucho tiempo, vete disminuyéndolo poco a poco. Planifica las cosas para que tu pareja sea el cuidador principal al final del embarazo.
  • Bajo vuestra vigilancia, procura que esté en contacto con lactantes. Quizás tengas amigos o familiares que puedan acudir a vuestra casa con su bebé. Así, el animal se irá haciendo poco a poco con sus olores y ruidos. 
  • Acostúmbrale a las cosas del bebé pero sé estricta: no dejes que salte sobre la cuna, ponga sus patas sobre el cambiador o la bañera. 
  • Procura que te vea con un muñeco en brazos. Imita delante de él los gestos que harás en breve con tu bebé.
  • Si tu animal es muy celoso y temes conductas agresivas, consulta con tu veterinario.

Tu bebé ha nacido

  • Antes de llegar a casa con el bebé, envía cosas de tu recién nacido para que conozca sus olores por adelantado.
  • Al entrar, procura no llevar al bebé en brazos para tener las manos libres y poder saludarle con el cariño habitual.
  • No le obligues a acercarse al bebé pero si lo hace déjale. Refuerza su buena conducta con alguna galleta para que asocie la llegada del bebé con algo positivo.
  • Siempre que sea posible, respetad sus rutinas, especialmente los horarios y frecuencia de sus salidas. 
  • Nunca pierdas de vista a la mascota cuando está con el bebé y no dejes que lo lama o se acueste en su cuna. A los gatos, les suele gustar los espacios calientes y mullidos.Tampoco debe tocar o lamer sus cosas.

Magda Campos