Cada vez más embarazos después de los 40 años

La gestación tardía no está exenta de riesgos

Lo corroboran las cifras: la gestación en edad tardía está en aumento. Así, en 2017, el 13% de las embarazadas tenía más de 40 años cuando apenas alcanzaba el 3% hace 20 años. El Dr. Txanton Martínez-Astorquiza, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia alerta sobre las consecuencias de retrasar la edad de ser madre.

 
Cada vez más embarazos tardíos

A medida que se alarga la esperanza de vida, se va retrasando la edad de formar una familia. Ser madre pasados los 40 años es hoy en día una opción que contemplan muchas mujeres. Si en 1997 era el caso del 3% de las gestantes, 20 años más tarde los embarazos tardíos alcanzan el 13% del total. La edad media de las madres ha pasado de los 29 años a los 32 en el mismo periodo de tiempo. La evolución de los estilos de vida, la incorporación de la mujer al mercado laboral y la gestión de su carrera profesional, el deseo de tener hijos con nuevas parejas, los avances científicos que limitan los riesgos y las técnicas de fecundación in Vitro que lo hacen posible cuando la naturaleza se resiste… son muchos los motivos que han configurado esta situación.

¿Es peligroso retrasar la edad de la gestación?

Es una pregunta que se hacen muchas parejas y el Dr. Txanton Martínez-Astorquiza, presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia no tiene dudas al respeto: la gestación tardía conlleva más riesgos. “Se observa un incremento de la tasa de embarazos múltiples, consecuencia de la proliferación de las técnicas de reproducción asistida. Asimismo se detecta un incremento de  recién nacidos con pesos inferiores a los 2,5 kilos y las evidencias científicas exponen dos riesgos elevados para las madres: por encima de los 40, se triplican las tasas de diabetes, así como de patologías como la hipertensión arterial” aclara el especialista.

Asistimos a una presión social cada vez mayor sobre la mujer y su gestación. En este sentido, el Dr. Martínez-Astorquiza recuerda que empresas como Facebook y Google, por ejemplo, han recomendado a sus trabajadoras la  congelación de embriones para retrasar el embarazo. “Es mucho más recomendable que se queden embarazadas antes de los 35 años porque se está retrasando un proceso natural" concluye el obstetra.

 

Victoria Gómez