Un bebé en miniatura

Semana de embarazo 8

Mujer bebiendo agua

Tú y tu embarazo

La hormona gonadotropina coriónica (HGC), conocida como hormona del embarazo, se encuentra en sus niveles más altos en tu organismo y se nota. El test de embarazo la detectó en tu orina hace ya algunas semanas. Lo bueno de esta hormona es que garantiza que tu bebé se mantenga seguro en tu organismo. Lo malo es que durante el primer trimestre, predispone a las náuseas, el cansancio… Todos estos síntomas que llevas ya experimentando. Tu útero sigue creciendo. Ahora tiene el tamaño de una pelota de tenis. Pasando la mano encima de tu pubis, igual lo puedes sentir. Sólo tú porque excepto por el tamaño de tu pecho, todo sigue aparentemente como de costumbre. 

Tu bebé

Tu pequeño mide unos 20 mm y pesa 2 g. En una semana, pasa del tamaño de una judía al de un judión. Su cuerpecito, que estaba doblado sobre sí mismo, se va enderezando con su cabeza bien separada. Sus miembros superiores e inferiores se alargan, sus ojos se van moviendo desde los lados al frente de la cara. Los párpados van apareciendo. También ha perdido la cola de renacuajo que le creció en sus inicios. Está pareciéndose cada vez más a un bebé diminuto, si bien el tamaño de su cabeza sigue desproporcionado. 

El consejo de la semana

Es importante que empieces a cuidar de cerca tu alimentación. Para eliminar toxinas, bebe con frecuencia agua, zumos o infusiones y elimina de tu dieta las bebidas con g

 
Ver semana 7 Ver semana 9