El Congreso da luz verde a los permisos por maternidad y paternidad iguales

Comienza el debate parlamentario

27/06/2018

La ley de permisos parentales iguales e intransferibles para nacimientos, adopciones y acogidas propuesta por el grupo Unidos Podemos ha sido respaldada por unanimidad en el Congreso, el primer paso para su aprobación y entrada en vigor.

 
Padres con el bebé

16 semanas de permiso para mamá y otras 16 para papá, intransferibles para que los dos puedan hacerse cargo de sus bebés en igualdad, compartiendo el cuidado y la crianza. Esa es la propuesta principal de la Ley de permisos parentales iguales e intransferibles para nacimientos, adopciones y acogidas del grupo Unidos Podemos que ayer, 26 de junio de 2018, recibió el respaldo por unanimidad (los 341 votos presentes) del Congreso de los Diputados.  

Un paso adelante

Este respaldo no supone la entrada en vigor de la medida de forma automática, sino el acuerdo para debatir unos permisos de maternidad y paternidad que supondrán un importantísimo avance para las familias. Hoy los permisos de la pareja se limitan a 16 semanas para mamá y 4 para papá, después de que no hayan entrado en vigor  las 5 semanas previstas en los presupuestos de este año. De las 16 de ella, seis son de uso obligatorio para reponerse del embarazo y el parto. Las otras 10 pueden disfrutarse en exclusiva, compartirlas con papá o cedérselas para que sea él quien se haga cargo del bebé. Solo en el 1,75% de los casos fue el hombre quien hizo uso de estas semanas de permiso según los últimos datos disponibles de la Seguridad Social, correspondientes al primer trimestre de 2018. 62.832 permisos, de los que solo 1.099 los asumieron ellos.

La nueva propuesta

La iniciativa llevada al Congreso por Unidos Podemos no es nueva. La defiende desde 2011 la Plataforma Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (Ppiina). En esa propuesta se contempla que las dos primeras semanas, las más complicadas, sean simultáneas para ambos progenitores y repartir otras 14 a lo largo de un año, pudiendo ser alternativas para alargar el cuidado del bebé. Estas 16 semanas y su reparto serán ahora motivo de negociación, por lo que pueden sufrir cambios. El calendario progresivo de aplicación, que también puede variar durante la negociación, es inicialmente de cinco años.

No hay unos plazos para la negociación y desarrollo de la ley, menos aún en un Parlamento tan variopinto como el nuestro en el que los distintos grupos pueden introducir todo tipo de enmiendas, alargando el proceso. Y es que los partidos tampoco se ponen de acuerdo en los detalles. El PSOE prevé las seis primeras semanas obligatorias y simultáneas para ambos progenitores  y coincide con Podemos en que los permisos sean intransferibles. Mientras, Ciudadanos prevé cuatro semanas simultáneas, cuatro intransferibles y 10 transferibles. 

El coste de la medida ascendería a un montante superior a los 1.200 millones de euros, lo que podría suponer un retraso en su aprobación si no se consigue sacar una partida de los presupuestos para financiarla. 

 

Laura Jiménez