Enseña a tu hijo a vivir en paz y armonía

Un valor central para una buena educación

La paz es uno de los valores centrales de nuestra vida en común. En el Día Escolar de la No-Violencia y la Paz que se celebra cada 30 de enero, hagamos un alto en el camino y reflexionemos con los niños sobre todo lo que nos aporta y lo que debemos hacer para preservarla.

 
Enseña a tu hijo a vivir en paz y armonía

Luchar contra la violencia es una meta compleja y fundamental. No está de más organizar pequeñas actividades encaminadas a que los niños reflexionen sobre ella. En el Día Escolar de la No-Violencia y la Paz, las instituciones educativas se ocupan de transmitir mensajes, presentarles defensores de la paz mundial, organizar actividades en torno a la no-violencia, etc. Los más pequeños oirán cuentos y harán dibujos. Pero ¿qué podemos hacer los padres para educarles en la convivencia pacífica a lo largo del año? Como bien dice Juan Sánchez Muliterno, presidente de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI), “conseguir un mundo mejor debe comenzar por que los niños y niñas de cualquier lugar desarrollen una personalidad rica en valores desde la primera infancia y esa es responsabilidad de los adultos”.

10 estrategias para enseñar al niño a convivir en paz

  1. Enséñale a controlar sus impulsos. Desde las rabietas a las escenas de llanto descontrolado, los niños pequeños tienen poco control sobre sus estados de ánimo. No permitas que entre en cólera. Si pierde los nervios, oblígale a parar y recobrar la calma.
  2. Dale alternativas a sus conductas violentas. Morder, empujar y hasta pegar son conductas frecuentes entre niños pequeños que han de aprender otras formas de actuar más acordes con la convivencia pacífica. En vez de dar un puñetazo para obtener el juguete que desea, enséñale a proponer un intercambio, por ejemplo.
  3. No hay paz sin el respeto al otro y a sus ideas. No permitas que en sus juegos, el niño abuse de su fuerza o se muestre poco respetuoso hacia las diferencias. La tolerancia es otro valor que nos lleva a la paz.
  4. Procura evitar los castigos. No le amenaces ni uses la fuerza física. La negociación suele funcionar mejor y es más pacífica. Consulta las nuevas formas de educar sin castigar.
  5. Cuéntale cuentos, procura que vea dibujos animados y películas formativas en el valor de la Paz y la No-violencia. Para niños a partir de los 10 años, “El niño del pijama de rayas” y “La guerra de los botones” dos películas que se desarrollo en la segunda guerra mundial e inmediata posguerra y cuyos protagonistas son niños. Los más pequeños disfrutarán con “Antz” o la guerra de las hormigas contra las termitas y con “Azur y Asmar” o la historia de dos niños de culturas diferentes que comparten un ideal.
  6. Desarrolla su empatía, esa capacidad de ponerse en el lugar del otro tan fundamental para comprendernos. Es la base de la inteligencia emocional y el pilar de cualquier valor que tenga que ver con la convivencia.
  7. No discutas de forma violenta o agresiva delante de los niños. Ellos entenderían que tienen permiso para hacer lo mismo.
  8. Enséñale el respeto a la naturaleza. Haz que se encargue de reciclar, que no tire papeles al suelo, el buen trato a los animales, etc.
  9. Transmítele las normas de buena educación: saludar y despedirse, respetar los turnos, mostrarse paciente y atento a las necesidades ajenas, etc.
  10. Pon el foco en la educación en todos esos valores que fomentar la convivencia pacífica y el bienestar de quienes nos rodean.
 

Victoria Gómez