Montessori, Waldorf y otras metodologías de enseñanza para niños, ¿las conoces?

Artículo patrocinado

Niño en clase

Según Eurostat, España sigue teniendo la tasa de abandono escolar más elevada de la Unión Europea (17,9%), superando a Malta este año. El debate, por tanto, está abierto en aras de la búsqueda de las causas que originen esta preocupante cifraAlgunos expertos abogan por la prevención en edades tempranas, esto es, en primaria e infantil, poniendo medidas años antes de que los alumnos accedan a la educación secundaria.

En este contexto, hoy queremos hablaros del auge de las metodologías de enseñanza alternativas por las que muchos profesionales de la enseñanza optan, de manera que la formación homologada para maestros y profesores , que además de puntuar como cursos baremables en el apartado de méritos, les sirva para adquirir nuevas aptitudes como docentes, aprendiendo técnicas que puedan aplicar en el aula y que desarrollen las capacidades propias de cada alumno según la teoría de las inteligencias múltiples y aplicando un modelo más humanista como es la disciplina positiva basada en el respeto hacia el niño.

Estas enseñanzas alternativas proponen dotar al alumno de mayor independencia y autonomía, de forma que su aprendizaje se adquiere de forma prácticamente autodidacta, quedando así el docente en una posición de mero guía durante el proceso.

¿Qué son las inteligencias múltiples?

El modelo de inteligencias múltiples de Howard Gardner, que engloba tipos de inteligencias múltiples, defiende que la inteligencia del alumno no debe atenerse únicamente a los resultados académicos, sino a la combinación de las mismas y que no son tenidas en cuenta por la formación académica tradicional.

Estas inteligencias son: la inteligencia lingüística –habilidad de comprensión en lectura, escritura y habla-, la inteligencia musical -capacidad de crear, cantar, tocar y sentir la música-, la inteligencia lógico-matemática –verificar hipótesis así como utilizar razonamientos deductivos-, la inteligencia espacial -habilidad para presentar imágenes mentalmente, dibujar y realizar esbozos- , la inteligencia cinética-corporal –realizar actividades que requieran de flexibilidad, fuerza, control del cuerpo- , la inteligencia intrapersonal –consiguen un profundo conocimiento sobre sí mismo, creando metas y dar lo mejor de sí mismos- , la inteligencia interpersonal –o la capacidad de relacionarse y tener empatía- así como lai nteligencia naturalista -comprensión de los sistemas naturales.

La metodología Waldorf, creada por Rudolf Steiner, fue pionera en la creación de una enseñanza que respeta la evolución en cada edad. Busca educar en la globalidad, por lo que a menudo se relaciona con las inteligencias múltiples de Howard Garner, ya que con la metodología Waldorf se potencian éstas a través del juego movimiento, manualidades, música, artes prácticas, carpintería, lengua extranjera euritmia.

Disciplina positiva

Por su parte, la metodología creada por Alfred Adler y Rudolf Dreikus en los años 80 basa la didáctica en el acompañamiento del alumno través del papel de guía del docente, de forma firme pero igualmente respetuosa para el niño.

Su esencia persigue corregir conductas inadecuadas de los niños para reconducirlos a través de la auto-disciplina, el autoconocimiento, la actitud colaboradora, la responsabilidad las habilidades en la resolución de problemas.

Sus puntos clave son la motivación, la comunicación efectiva, el respeto mutuo y el no castigo.

Debido a su enfoque e intención, muchas veces esta metodología se asocia a la Montessori, en cuanto a que comparten rasgos intrínsecos en su definición. Para María Montessori, el niño lleva dentro de sí al maestro que le va guiando en sus necesidades en cada etapa. Por lo tanto, desde una perspectiva de fe, se fomenta la autonomía e independencia de los niños desde ambas metodologías.

Opositer, cursos homologados para maestros y profesores

Estas metodologías alternativas de enseñanza forman parte del catálogo de Opositer visible en su web https://www.opositer.edu.es/, donde ofrecen cursos online homologados para oposiciones a los cuerpos de educación, justicia y personal no sanitario.

Gracias a su plataforma ágil y la metodología online se puede compaginar la realización del curso con el día día, además de acceder de forma inmediata al curso. El contenido del catálogo de cursos de Opositer están enfocados a la baremación en oposiciones, llegando a sumar hasta 3 puntos en la fase de méritos según la convocatoria, gracias a la acreditación recibida por parte de las Universidades con las que colabora desde hace años.