El 16 % de los niños poseen un smartphone antes de los 10 años

Por un uso seguro de las nuevas tecnologías

Hoy, 6 de febrero celebramos el Día International de la Internet Segura. Un pretexto perfecto para recordar la importancia de enseñar a nuestros hijos las reglas de un buen uso de las nuevas tecnología. Con más razón considerando que las manejan cada vez con menos edad.

 
El 16% de los niños poseen un smartphone antes de los 10 años

Convertirse en víctima de un adulto desaprensivo o acosar a otro niño en un chat sin darse cuenta del alcance de la conducta son algunos de los peligros que acechan a nuestros niños en Internet. Ellos se convierten en usuarios habituales de las nuevas tecnologías en edades cada vez más tempranas. En una encuesta realizada en su blog Hijosdigitales.es, los expertos de S2 Grupo encontraron que el 16 % de los padres ofrecen su primer smartphone a sus hijos antes de los 10 años y que el 22 % de los niños de esta franja de edad usa las redes sociales. Esta situación obliga a padres y educadores a reflexionar sobre la formación que les debemos transmitir para un uso seguro de un entorno que tiene sus propias reglas y peligros en continua mutación. Las familias desconocen muchas de sus amenazas por lo que la tarea de formar a sus hijos se complica. Como ayuda a todas ellas, S2 Grupo ha elaborado un decálogo de principios básicos acorde a las situaciones de peligro en el actual momento de desarrollo digital. 

  1. Los padres deben aprender a usar la tecnología que utilizan sus hijos. Si se dan cuenta de tu desconocimiento, no aceptaran las limitaciones que quieres imponer.
  2. Usar contraseñas robustas con letras, mayúsculas y minúsculas, signos de puntuación y caracteres alfanuméricos. Además, se recomienda cambiarlas con frecuencia y no usar siempre la misma en los diferentes entornos.
  3. No aceptar amigos desconocidos en Redes Sociales. Este es el punto más importante y difícil de alcanzar. Los niños miden su popularidad por la cantidad de amigos que tienen en redes sociales y su actividad en ellas. A eso, se añade su ingenuidad en un entorno en el que prima el anonimato y la impunidad.
  4. Proteger la Webcam. Si el ordenador es hackeado, la Webcam puede activarse por control remoto aunque parezca que está apagada. Desde este dispositivo, se pueden tomar fotos en situaciones íntimas y divulgarlas.
  5. No enviar fotos íntimas. Los niños se creen que sólo las verá quién las recibe. Pero una vez mandadas, se pierde el control sobre ellas y se pueden usar para cualquier fin delictivo, acoso y chantaje incluidos.
  6. Ojo con la información que compartimos. En seguida se vuelve pública y puede ser usada en nuestra contra.
  7. No usar wifis públicas. Pueden ser usadas por ciberdelincuentes para hacerse con el control de nuestro smartphone y tener acceso a toda nuestra información.
  8. Configurar correctamente nuestra privacidad de las cuentas de redes sociales. Usa siempre la opción más restrictiva para evitar que personas desconocidas accedan a nuestros datos privados.
  9. Actualizar siempre el navegador, sistema operativo y antivirus para evitar que puedan ser hackeados.
  10. Educar a nuestros hijos en un uso responsable de las nuevas tecnología. Es la mejor forma de protegerles. Deben ser conscientes de lo que puede pasar y conocer las herramientas para protegerse.
 

Victoria Gómez