Los padres de hoy concilian mejor que sus propios padres

Más tiempo de calidad con sus hijos

Dan más prioridad a su vida familiar y no renuncian a su aficiones, que comparten con sus hijos. Estas son algunas de las conclusiones que un reciente estudio sobre la conciliación familiar en la generación 'millennial' pone de manifiesto.

 
Los padres de hoy concilian mejor que sus propios padres

Los padres de hoy valoran más el ocio en familia que la generación de sus padres, que buscaban sobre todo la seguridad laboral y la retribución. Esta es la conclusión de un estudio realizado con una muestra de 800 padres españoles entre 20 y 37 años que patrocinó la fundación Danone.

Las nuevas familias conciben la conciliación familiar como una balanza entre entorno laboral, aficiones y estilo de vida. Cuando deciden tener hijos no quieren renunciar a sus hobbies. Por eso, se preocupan por tener suficiente tiempo libre y disfrutarlo junto a sus hijos. El 70% de ellos dice compartir más aficiones con sus hijos de las que sus padres compartieron con ellos.La clave para lograrlo según el 96% de ellos es compartir las obligaciones con la pareja. Con esta organización, más del 70% de los padres y madres afirma conciliar sus responsabilidades, aficiones, trabajo y amigos mejor de lo que se esperaban. En opinión de Andrea Linati, responsable de la investigación, “sabemos que no por trabajar mucho y ganar bien seremos más felices. Por eso, valoramos un trabajo que nos guste y nos ofrezca flexibilidad y equilibrio personal”.

El ocio que prefieren los 'millennials'

A la hora de elegir, el 53% de los padres tiene en cuenta que sea compatible con la familia. El 30% se decanta por elegir restaurantes Baby Friendly, una tendencia en auge en las grandes ciudades. El deporte es un ámbito cómodo para integrar a los niños. El 87% de los millennials afirma practicarlo más con ellos que lo que hicieron sus padres. Los hombres eligen el ciclismo y las madres el running, la piscina, el montañismo, la danza y el pilates. 

Trabajo y conciliación

La mayoría de los padres considera que aun queda mucho por hacer en este aspecto. El 70% cree que la llegada de los hijos no debería ser un impedimento para el desarrollo profesional. La realidad es mejorable: sólo el 64% declara que la paternidad no se ha dejado sentir en absoluto en su trabajo, uno de cada dos que su empresa le ha ayudado a conciliar vida profesional y familiar y el 45% pudo cambiar sus horarios después de tener hijos.

 

Victoria Gómez