Educa a tu hijo en la seguridad vial

5 de octubre: Día Internacional de la Educación Vial

Enseñar a los niños a comportarse frente a las amenazas del tráfico es nuestro deber hacia ellos. Podemos empezar desde temprano con juegos y buenos ejemplos.

 
Educa a tu hijo en la seguridad vial

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año 1,3 millones de personas mueren en el mundo de las consecuencias de un accidente de tráfico. Muchos son niños que los adultos no han podido o sabido proteger. Medidas tan simples como enseñarles a actuar de forma responsable y segura en la calle, conocer las principales señales de tráfico o comportarse  adecuadamente durante los trayectos en coche deberían ser parte integrante de nuestra labor como padres. La empresa Help Flash, especialista en señalización vial, aporta sus consejos.

  1. Los niños lo imitan todo. De nada sirve repetirles que se cruza en los pasos de peatones y con el semáforo para peatones en verde si te permites hacerlo en cualquier lugar de la calle. Los adultos deben ser los primeros en respetar las normas.
  2. No te permitas dar rienda suelta a tus impulsos cuando te pones al volante. Respeta a los demás conductores, olvídate del móvil y conduce con prudencia. Tu hijo te está observando y sin darse cuenta, repetirá lo que ve en el futuro.
  3. Enséñale las normas de tráfico jugando: las señales que observáis en la calle, el reglamento para girar a izquierda o derecha, las preferencias en los cruces, dónde se puede aparcar, etc.
  4. Llévale a circuitos cerrados de kart o bicis en los que tendrá que respetar las normas de circulación.
  5. No arranques el coche sin comprobar que todo el mundo lleva su cinturón de seguridad atado.  Explica a tu hijo porqué son obligatorios, las vidas que salvan y las heridas que evitan.
  6. Aparca siempre tu coche en el lugar apropiado, especialmente en las cercanías de un centro escolar.
  7. Cuando salgas con él en bici, patinete, monopatín etc., llevad casco y protectores corporales. Utiliza carriles bici y aprovecha el paseo para enseñarle a comportarse de acuerdo con las normas de tráfico y sin poner en riesgo la integridad de los demás usuarios.
  8. Jugad al balón en espacios protegidos: parques, zonas deportivas, playa… Si la lleva él en la calle, procura que no se le escape y no le dejes usarla.
  9. No salgas con tu hijo a la calle con la mascota suelta. El animal siempre puede comportarse de forma inadecuada.
  10. Enséñale que el respeto a los peatones es lo primero siempre y especialmente si son minusválidos, niños o ancianos. Aunque el semáforo haya cambiado a verde, no arranques antes de comprobar que todos han cruzado.