Anima a tu hijo a ser autónomo

La palabra clave: ¡Tú solito!

El bebé humano nace con una capacidad de aprendizaje asombrosa. Si sabes aprovecharla, en pocos años aprenderá a valerse por si mismo en muchos aspectos de la vida diaria. De ti depende tener un hijo independiente, seguro de sí mismo, curioso y creativo.  Para lograrlo, lo primero es enseñarle la autonomía.

 
Anima a tu hijo a ser más autónomo

La genial pedagoga italiana María Montessori ha hecho de la autonomía un pilar de la educación de los niños en edad preescolar.  Al nacer, saben poco pero están preparados para aprender a toda velocidad. Pasan por etapas que les hace muy receptivos a ciertos aprendizajes. María Montessori los llamó “ periodos sensibles”  y los describió como momentos en los que, por su desarrollo cerebral, el niño se muestra especialmente interesado y apto para adquirir ciertas habilidades. Si le damos los estímulos y la atención necesarios, mostrará una gran destreza y aprenderán con facilidad y alegría. Pasada esta etapa, perderá interés y le costará mucho más aprender. Su cerebro habrá perdido la plasticidad que le hacía tan receptivo

¿Cómo descubrir estos momentos sensibles? Observando a tu pequeño. Él te lo indicará con palabras –“Mamá, yo solito”–. Te hará preguntas y le descubrirás ensimismado, intentando una y otra vez llegar a lo que se propone. En lugar de decirle que no hay tiempo, que es peligroso, que no lo va a conseguir…, confía en él, enséñale con gestos y palabras cómo lograr lo que busca, anímale a seguir intentándolo de nuevo y alaba sus progresos.

Como un juego

Para ser más autónomo, el niño necesita tiempo, respeto a sus etapas madurativas y un entorno favorable. Esto quiere decir que, aunque te sorprenda a menudo con sus iniciativas y logros, no puedes pedirle que, a los 2 años, se abotone la camisa. Su desarrollo psicomotor difícilmente se lo permitirá. El cuadro que sigue te ayudará a tener expectativas realistas.

 

Lo que puedes esperar del niño de 2 a 8 años

 A los 2 añosA los 4 añosA los 7 añosA partir de 8 años
Su aseo Se lava las manos.Se lava la cara y se cepilla los dientes.Se ducha solito.Sale arreglado y peinado del cuarto de baño.
Su vestimenta Se pone los calcetines y las zapatillas.Se viste solo pero no se abrocha.Se viste y se abrocha.Elige la ropa que se pone.
En la mesaPone las servilletas y el pan. Come solo.Pone la mesa y sabe usar los cubiertos.Coloca la bebida en la mesa. Corta su carne con el cuchillo.Ayuda a servir la mesa.
Los deberes Dibuja y hace garabatos.Prepara su mochila.Aunque necesite algo de ayuda, empieza a responsabilizarse con los deberes.Organiza su agenda, planifica sus deberes y los hace sin ayuda.
Limpieza en casaTira las cosas a la basura. Sabe reciclar y quita el polvo.Barre y llena el lavaplatos.Pasa la aspiradora. Vacía el lavaplatos.
En la cocinaHace galletas con mamá.Hace recetas sencillas.Pela y corta la fruta y la verdura. Ayuda con la preparación de la comida.Tiene sus propias recetas que prepara solito.
En el jardinRiega las plantas.Quita las malas hierbas y planta semillas y plantas pequeñas.Pasa el rastrillo. Hace esquejes.Cambia las plantas de macetas y aprende a podar.
 

Victoria Gómez