5 beneficios de la lectura para niños

Leer es una actividad divertida y que aporta muchos beneficios a los niños. Repasamos algunos de ellos y te contamos qué puedes hacer para despertar en ellos el hábito lector.

Niña leyendo

Leer es una de las actividades más interesantes, divertidas y atrayentes para el ser humano. Con un libro en las manos puedes viajar a cualquier lugar del mundo, vivir las más trepidantes aventuras, convertirte en mil y un personajes… ¿Vas a privar a tu hijo de que disfrute de la lectura o vas a hacer todo lo posible porque leer se convierta en una de sus actividades de ocio preferidas?

Decía la escritora austriaca Emilie Buchwald que “los niños se hacen lectores en el regazo de sus padres”. Leer cuentos desde la más tierna infancia y crecer en un hogar rodeado de libros aumenta las posibilidades de que tu hijo acabe convirtiéndose en lector. Estos son todos los beneficios que disfrutará:

  1. Bienestar emocional. Leer es un placer y diferentes estudios han relacionado el hábito lector con el desarrollo de la inteligencia emocional. ¿Será por esa capacidad que tenemos de empatizar con los personales de las novelas?
  2. Mayor interacción social. La lectura compartida favorece la comunicación entre adultos y niños cuando los mayores leen cuentos a los pequeños y les enseñan a leer y entre iguales cuando crecen y pueden comentar las lecturas hechas.
  3. Mejora las habilidades lingüísticas. Es obvio que la lectura favorece la adquisición de nuevo vocabulario, pero además los niños que leen suelen redactar mejor y cuentan con una mayor comprensión lectora, lo que le será de gran ayuda a la hora de estudiar.
  4. Fomenta la imaginación. Leer estimula las áreas del cerebro que proyectan las imágenes mentales pues todos tendemos a imaginar cómo sería lo que estamos leyendo. Se ha encontrado que, cuanto mayor es el nivel de lectura de parte de los adultos hacia los niños, más actividad mostraban estos en los lóbulos parietales del cerebro, los encargados de dar significado al lenguaje, es decir, de entender lo que escuchan.
  5. Mejora la atención. La lectura ayuda a expandir la capacidad de atención de los niños y mejora su capacidad de pensar ya que ayuda a nuestros cerebros a pensar en secuencias, a vincular causas, efectos y significados.

Animar mejor que obligar

¿Debe obligarse a los niños a leer? ¿Está bien que la escuela imponga determinadas lecturas para intentar fomentarla? Es un debate eterno en el que no terminamos de ponernos de acuerdo.

Si obligas a los niños a leer puedes lograr el efecto contrario: que vean las lecturas como una imposición, una parte más de los deberes escolares, un fastidio que le quita tiempo para jugar y estar con sus amigos. En cuanto a la elección de lecturas por parte de los profesores, es también algo peligroso. Lo primero, porque no a todos los niños les gustan el mismo tipo de obras. Puede que tu hijo devore los cómics o libros de aventuras que caen en sus manos pero que deteste los de detectives. Lo segundo, porque en ocasiones se tiende a imponer lecturas para las que aún no está preparado. ¿No te mandaron a ti ningún libro en el colegio que no te gustó nada, lo has releído años después y te ha resultado mucho más atrayente?

Por eso creemos que es mejor animar que imponer, intentar que los niños crezcan con libros a su alrededor, que vean a sus padres leyendo toda clase de obras, que vayan juntos a comprar nuevos, que los comentemos con ellos e incluso que leamos las historias que les han gustado para que vean que nos interesamos por sus gustos.

Igual de importante es escoger libros adecuados para su edad y que, a medida que vaya creciendo, le dejemos elegir lo que quiere leer. ¿Le gustan mucho los libros de magia y a ti te molesta que solo lea este género? ¡Lo importante es que lea! Las “obsesiones” infantiles están marcadas por ciclos y en unos meses o años empezará a ampliar su espectro de lectura.

Si pese a todo no consigues que se enganche a este sanísimo hábito, no pierdas la esperanza. Sigue leyendo con él un ratito antes de iros a dormir, intenta ir aumentado este periodo poco a poco, deja que algún día lea solo… y ten paciencia, ¡algún día lo lograrás!

Laura Jiménez