La salud del bebé después de una bronquiolitis

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 27/01/2009 17:10

 

La bronquiolitis es una infección vírica, que provoca la inflamación de los bronquiolos. El bebé con bronquiolitis presenta gran dificultad respiratoria. Esta enfermedad daña la mucosa de los bronquios pequeños y los deja sensibilizados durante meses de tal forma que nuevas infecciones respiratorias suelen provocar el cierre de los bronquios y las consecuentes dificultades para respirar. Esta forma de reaccionar se conoce como hiperreactividad bronquial.
Desde hace unos años, existen tratamientos eficaces para disminuir la hiperreactividad bronquial. Con el paso del tiempo, la mayoría de los niños afectados normalizan completamente el funcionamiento de los bronquios. Solo unos pocos tendrán problemas en edades tardías.

Prevenir la alergia a la leche desde el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 29/01/2009 10:27

 

Si ya has tenido uno hijo alérgica a la leche, el riesgo de que tu bebé sea también alérgico es mayor. ¿Se puede hacer algo para prevenirla desde el embarazo? Tras analizar en los estudios científicos los factores que pudieran resultar beneficiosos, se extrae la conclusión de que lo único que se asocia a un cierto grado de prevención es que la madre no fume durante el embarazo. Por tanto, esta es la mayor recomendación, eliminar el tabaco.
Una vez que nazca el bebé procura no darle ninguna toma de leche de fórmula y amamantarlo todo el tiempo posible eliminando de tu dieta la leche y derivados. De todos modos, en ese periodo el pediatra te aconsejará lo más conveniente.

¿Verá bien?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 23/02/2009 13:47

 

Es una de las principales preocupaciones de los recién estrenados papás: ¿verá bien mi hijo? ¿Por qué no fija la vista o la fija demasiado? La visión correcta exige que las estructuras del ojo estén sanas y, además, que la parte del cerebro que coordina la visión (la corteza occipital) haya madurado. El recién nacido ve los objetos luminosos que le rodean, pero su visión es inexacta por el desarrollo incompleto de la corteza cerebral y también por la hipermetropía característica de esta edad. Los lactantes ciegos no fijan la mirada en puntos luminosos, no responden contrayendo la pupila a la luz y tienen movimientos de los ojos rotatorios, desorganizados y continuos.

Los mocos de los bebés

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 30/03/2009 09:47

 

Marina Llanos nos envió esta consulta a través de la Web: "Tengo un bebé de 17 meses que está en la guarderia desde septiembre, y desde entonces siempre ha tenido mocos, van y vuelven continuamente, y hace un mes que no los expulsa, ronca, está irritable, no quiere comer... El pediatra me ha dicho que con los mocos no puede hacerse nada, estoy desesperada porque estoy embarazada de 7 meses y se me ha olvidado lo que es dormir por las noches... ¿Qué puedo hacer para que mejore?"

Como has podido comprobar la producción de moco es una respuesta a la irritación que provocan las infecciones repetidas en la mucosa del aparato respiratorio. Estas infecciones se contraen en las guarderías. El consejo más seguro es "saca al niño de la guardería". Si puedes hacerlo, no lo dudes, probablemente se acaben tus problemas

Si no es posible sacarlo de la guardería, habría que hacer un estudio para descartar algunas enfermedades que cursan con aumento en la producción de moco. Solo después de este estudio se puede hablar de tratamientos. Si se encuentra algún fondo alérgico en la familia, a veces se consiguen buenos resultados eliminando algún alimento de la dieta, o haciendo tratamiento con algún antihistamínico. Si hay infecciones demostradas es preciso tratarlas con el antibiótico correspondiente.

En cualquier caso el problema de los mocos suele mejorar cuando llega el buen tiempo, así aunque no encuentre mejoría con tratamientos, disminuirán los mocos en las próximas semanas, si el tiempo acompaña.

La muerte súbita del lactante

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 07/04/2009 09:41

 

El Síndrome de la muerte súbita es uno de los motivos de muerte de lactantes sanos más frecuentes en los países desarrollados. Se han realizado muchos estudios para conocer la causa, sin que hasta el momento tengamos una explicación definitiva. Los estudios epidemiológicos encontraron una frecuencia mayor en tres situaciones: lactantes que dormían boca abajo, hijos de padres fumadores y lactantes alimentados con biberón. Después de las campañas realizadas para que los niños duerman boca arriba, se ha llegado a disminuir hasta un 40% la incidencia de la muerte súbita. En cuanto a la lactancia, los trabajos más recientes señalan que la leche materna protege del riesgo de muerte súbita, aunque como en el caso de la posición, no sepamos a través de qué mecanismo.

La televisión, los bebés, los niños

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 18/12/2009 13:46

 

Si colocas a un bebé delante de una pantalla de televisión, lo más seguro es que se "enganche" y se quede mirando un buen rato. Conviene saber que hay trabajos que confirman el efecto negativo de la televisión desde edades tempranas, incluso lactantes. A parte del posible daño de la vista, que depende de la proximidad a la televisión, se ha relacionado las horas que se pasan frente a ella con la obesidad, comportamientos más individualistas o peores relaciones intrafamiliares. Estos efectos son aún peores cuando la televisión está encendida durante las comidas. Y por último, hay programas inadecuados para niños entre los de más audiencia. Como véis, soy poco amigo de la televisión para niños

Ecografía con Doppler

por la Dra. Carmen Guillén | 10/05/2010 10:15

 

En algunos casos como un crecimiento intrauterino fetal retardado (CIR) o cuando se quiere conocer el grado de bienestar fetal, se realiza una ecografía con Doppler. La prueba consiste en realizar una ecografía, seleccionando en el aparato una función especial que permite medir los flujos de la arteria umbilical, la arteria cerebral media y la arteria renal del feto. Así, se puede comprobar cómo le llega la sangre por el cordón y si se reparte correctamente por su organismo.

La mancha mongólica

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 04/05/2010 09:50

 

Las manchas mongólicas son un cúmulo de células pigmentadas –melanocitos– en la capa profunda de la piel. A medida que el niño crece, se engruesa la piel y las manchas mongólicas son menos visibles. En algunos casos, si son muy extensas, no desaparecen del todo. Como nunca degeneran no deben crear más preocupación que la estética.

Son más frecuentes entre los asiáticos y los negros (90%) que en la raza blanca (10%), y como dices, suele situarse en la parte alta de las nalgas. Pero puede aparecer en cualquier parte del tronco y las extremidades inferiores.

Fimosis

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 13/12/2011 10:30

 

La piel que cubre el grande –el extremo del pene– es el prepucio y debe ser lo suficientemente elástica como para permitir dejar al descubierto todo el glande. Si el orificio que forma el prepucio es estrecho, el glande no puede salir. En entonces cuando hablamos de fimosis y se soluciona cortando la piel del prepucio o, lo que es lo mismo, haciendo una circuncisión. La fimosis puede plantear problemas en el inicio de las relaciones sexuales, por lo que la circuncisión puede esperar a la pubertad. Pero si la fimosis es tan estrecha que dificulta la salida de la orina, existe riesgo de infecciones y, entonces, la circuncisión debe practicarse en los primeros años de vida. Los estiramientos del prepucio durante la infancia y la aplicación de cremas corticoides, pueden evitar llegar a la circuncisión. No hay que confundir la fimosis con la adherencia balanoprepucial, en la que el prepucio está pegado al glande y por eso no se puede retirar hacia atrás. Ésta se soluciona de forma espontánea al llegar a la pubertad.

Muerte súbita

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 07/02/2012 09:16

 

Puede ocurrir en el primer año de edad, sin que se encuentren motivos para la defunción. La máxima incidencia se da entre los dos y cuatro meses. El 90 por ciento de las muertes súbitas se produce durante el primer semestre de vida y es poco común antes de un mes o después de los seis. Es más frecuente en varones, durante los meses fríos y entre las 00:00 y las 09:00 horas. El riesgo se multiplica por 10 en el caso de un hermano sucesivo de un fallecido por este síndrome, y por 40 si es un hermano gemelo. Se ha encontrado una relación directa entre el riesgo de muerte súbita y los niveles de alfafetoproteína en la sangre de la madre en el segundo trimestre de gestación.