Piernas hinchadas

por la Dra. Carmen Guillén | 16/12/2008 11:21

 

Es una de las molestias más comunes en la etapa final de la gestación. Tener las piernas hinchadas al final del embarazo es completamente normal. Aunque a veces parezca exagerado, muchas embarazadas sin problemas de salud lo sufren y para su comodidad lo mejor es descansar a menudo con las piernas en alto y usar calzado cómodo. Con mucha frecuencia, la hinchazón afecta también a las manos, que pueden “dormirse” con facilidad.

Tener los pies hinchados no va a producir hipertensión, como tiende a pensarse. Es más bien al contrario, la hipertensión puede producir hinchazón de piernas. Si crees que tus piernas están demasiado hinchadas, acude a una farmacia o a tu enfermera para que midan tu presión arterial y, si es normal, no te preocupes.

Después del parto, en los primeros días, la hinchazón puede agravarse, pero más adelante tus piernas volverán a su tamaño normal.

Para más información: Alivia tus pequeñas molestias.

El alcohol en el embarazo

por la Dra. Rosa María Ortega | 17/12/2008 10:56

 

Afrontas la Navidad embarazada y te preguntas si vas a poder permitirte ese brindis con champán para recibir el Año Nuevo.

No conviene tomar alcohol durante el embarazo. Un consumo esporádico de una cantidad muy pequeña, apenas simbólica, podría ser tolerado, pero es mejor no correr ningún riesgo, pues el alcohol pasa al feto a través de la placenta y puede poner en peligro su desarrollo y su salud.

Por tanto, la pauta es no tomar nada de alcohol a lo largo de todo el embarazo. Desde el momento en que se sospeche una posible concepción o incluso, desde el momento en que se planea, el consumo de alcohol debe ser eliminado. Sí puedes tomar cerveza sin alcohol, en cantidad moderada.

¿Y para el brindis? Opta por un poco de zumo, leche, bebidas sin gas… ¡Chin, chin!

Miopía en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 07/01/2009 10:46

 

La miopía es un problema que no suele afectar a la retina. En ocasiones, sí puede acompañarse de lesiones retinianas que tienen como consecuencia el desprendimiento de la misma.

Si eres miope y estás embarazada, la primera recomendación es que tu oftalmólogo te practique una exploración de la retina que se llama fondo de ojo, para la que no hay contraindicación en el embarazo.

Si tu retina es normal, el embarazo y el parto podrán ser normales, aunque tu ginecólogo te recomendará tener un parto con un expulsivo lo más suave posible y con pocos pujos.

Si aparecen lesiones en la retina, tu oftalmólogo puede tratarte si lo cree necesario y, en cualquier caso, se recomendaría abreviar el periodo expulsivo del parto utilizando algún instrumento obstétrico, como fórceps o espátulas, para evitar que durante los pujos se dañe la retina.

Respecto a la lactancia, no existe contraindicación para que una mujer miope pueda dar de mamar a su hijo.

¿Se repite la preeclampsia?

por la Dra. Carmen Guillén | 10/02/2009 10:33

 

Muchas embarazadas que padecen preeclampsia en el primer embarazo se muestran preocupadas ante la posibilidad de desarrollarla de nuevo en el segundo. Llamamos preeclampsia a la aparición de hipertensión, proteínas en la orina y edemas (retención de líquidos) en el curso de la gestación. Dentro de los trastornos hipertensivos del embarazo es un cuadro que puede evolucionar gravemente para la madre y el feto, si no se trata de forma adecuada. La incidencia de la preeclampsia está en torno al 5% de los embarazos; sin embargo mientras que en un 16% de las primigestas puede padecer algún trastornos hipertensivo, solo un 7% de las multíparas lo sufrirán. Esto quiere decir que esta patología es mucho más frecuente en los primeros embarazos. Además, también influye la raza (es más frecuente en la raza negra), la herencia, y posiblemente muchos factores aún desconocidos.

Varicela en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 18/02/2009 17:02

 

Si no recuerdas si has pasado la varicela y estás embarazada, mediante un análsis de sangre se puede saber si existen anticuerpos frente a la varicela o no; por lo tanto, es posible saber si la has padecido aunque ni tú ni tus padres os acordéis.
En caso de no tener anticuerpos, y para mayor tranquilidad, podrías vacunarte antes de buscar un embarazo y sería conveniente esperar tres meses entre la vacuna y la gestación.

Migrañas en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 26/03/2009 10:21

 

Si padeces migrañas es probable que ya hayas visitado al neurólogo anteriormente. Si es así, puedes ir para que te recomiende un tratamiento por si reaparecen las crisis. Si nunca has ido al neurólogo, consulta primero con tu médico. De todos modos, el posible que no te aparezcan episodios durante la gestación, ya que el 70% de las embarazadas mejoran al tener un nivel de estrógenos mantenido. Con precaución, procurando no tomar cafeína ni chocolate, puedes evitar las cefaleas.

Un útero peculiar

por la Dra. Carmen Guillén | 23/04/2009 10:06

 

Una lectora nos escribió comentando que en una ecografía le habían dicho que tiene el útero con forma de corazón. En principio, no existe la definición de “útero en forma de corazón”. Sin embargo, muchos ginecólogos utilizamos este símil para referirnos, en nuestras explicaciones a las pacientes, al útero arcuato. Este es un útero cuya cavidad puede recordar a un corazón porque su fondo no es recto, sino arqueado. Se trata de una variante anatómica bastante frecuente que no suele dar complicaciones.

Rh negativo

por la Dra. Carmen Guillén | 30/04/2009 10:58

 

Si tienes Rh negativo y estás embarazada, tu médico habrá decidido ponerte una vacuna. Si se trata del primer hijo, el riesgo es muy pequeño, pero la madre puede desarrollar anticuerpos ante la invasión del grupo sanguíneo del feto. Si el siguiente bebé es Rh positivo, estos anticuerpos pueden pasar al feto atacando los glóbulos rojos, lo que podría provocar un grave cuadro de anemia que puede requerir incluso transfusiones uterinas y la extracción para ser tratado fuera de la madre. Para saber que la madre no tiene anticuerpos previos se hace el llamado Test de Coombs y si este es normal se administra una vacuna que evita que la madre genere anticuerpos anti-Rh en el parto. Además, después de dar a luz, si tu bebé tiene efectivamente el Rh positivo te volverán a vacunar. La finalidad de la vacunación es prevenir futuros problemas.

Nadar en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 14/05/2009 16:48

 

A la hora de plantearse qué actividad física realizar en el embarazo, muchas gestantes se decantan por el más completo de los deportes: la natación.
En principio, si el embarazo cursa de forma normal, no hay inconveniente en seguir con la natación. Se suele desaconsejar los baños en el mar o la piscina en las últimas semanas de la gestación cuando el t apón mucoso se ha perdido o se está perdiendo, ya que este actúa de eventual barrera de protección frente al paso de los gérmenes.

Sensación de ahogo

por la Dra. Carmen Guillén | 10/06/2009 13:06

 

Durante el último trimestre del embarazo, el bebé casi no cabe en el abdomen de la madre y tiene que conseguir espacio empujando hacia arriba su diafragma, músculo que separa el abdomen del tórax. Al ser empujado hacia arriba se disminuye la capacidad de los pulmones y se dificulta la respiración de la mujer, provocando esa sensación de ahogo y la aparición de “suspiros” profundos con el fin de llenar bien el pulmón. Esto es un proceso absolutamente normal y todo vuelve a ser como antes después del parto. Esta situación es normal en el embarazo y no repercute en el feto, que tiene garantizada la oxigenación a pesar de la incomodidad para su madre.