La subida de la leche

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 24/10/2008 14:01

 

Algunas mujeres pueden sentir dolor con la subida de la leche. Este dolor está producido por la inflamación brusca de la glándula, no por la cantidad de leche acumulada. Por eso, si te duele el pecho, lo mejor que puedes hacer es intentar disminuir esa inflamación. A los primeros síntomas, puedes tomar antiinflamatorios y colocarte compresas frías. Antes de la toma, prueba a alternar el frío con el calor para favorecer la salida de leche y cuida la posición de la boca del niño para que la succión sea eficaz y descargue la presión dentro del pecho.

Si necesitas más consejos sobre la lactancia materna, puedes consultar los artículos relacionados de esta página.

Algunas mujeres pueden sentir dolor con la subida de la leche. Este dolor está producido por la inflamación brusca de la glándula, no por la cantidad de leche acumulada. Por eso, si te duele el pecho, lo mejor que puedes hacer es intentar disminuir esa inflamación. A los primeros síntomas, puedes tomar antiinflamatorios y colocarte compresas frías. Antes de la toma, prueba a alternar el frío con el calor para favorecer la salida de leche y cuida la posición de la boca del niño para que la succión sea eficaz y descargue la presión dentro del pecho.

Si necesitas más consejos sobre la lactancia materna, puedes consultar los artículos relacionados de esta página.

Crema antiestrías y lactancia

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 09/02/2009 09:26

 

María Cáceres Serna nos enviaba hace unos días esta consulta por correo electrónico: "Me gustaría saber si las cremas antiestrías o antiflacidez en el pecho influyen en el sabor de la leche o están contraindicadas por algo. En el embarazo las utilicé sin problema, pero ahora que estoy dando el pecho a mi hijo tengo un poco de miedo a usarlas por si perjudican al bebé".

Las puedes utilizar sin miedo, María. No pasan a la leche, ni modifican el sabor. Otra cosa es que resulten efectivas o no. Si tu confías en ellas, adelante, al menos tienen la ventaja de que no son perjudiciales.

Tanto las estrías como la flacidez tienen mucho que ver con el acúmulo de tejido graso en el pecho. Es importante que vigiles la ganancia de peso y algunas madres le dan importancia al uso de sujetador todo el día, aunque en este punto no hay acuerdo absoluto.

¿Se repite la mastitis?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 16/03/2009 14:33

 

Algunas madres que no han podido amamantar a sus hijos por la mastitis se muestran inseguras a la hora de dar el pecho al segundo bebé por si el problema se repite. Por lo general, el correcto vaciado de la mama, el tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios durante un tiempo suficiente y la cura adecuada de las grietas, soluciona el problema. Solo en casos muy esporádicos la mastitis recurre. Como siempre, lo mejor es la prevención: una buena colocación desde los primeros días, introducir el pezón hasta el fondo de la boca para evitar la presión de las encías, tomas frecuentes, exponer los pezones al aire al final de la toma, usar una bomba de extracción si fuera preciso… No tiene porqué repetirse la mala experiencia.

Prevenir las grietas

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 15/04/2009 12:04

 

Las grietas en el pezón son frecuentes los primeros días de lactancia, pero es raro que obliguen a suspenderla. No se puede evitar su aparición, pero se sabe que una mala colocación del bebé durante las tetadas o la introducción incorrecta del pezón en su boca favorecen la persistencia de las grietas. Si vas a dar de mamar a tu segundo hijo y con el primero tuviste este problema, es importante que cuides ciertos detalles. Dale el pecho a demanda, sin horario; introduce en la boca del niño todo el pezón y parte de la areola; evita que tire del pecho (colócale bien, su ombligo debe estar de frente a tu cuerpo), y seca bien tus pezones tras las tomas. Si a pesar de todo las grietas no se curan, consulta al pediatra, puesto que a veces se contaminan con hongos y necesitan tratamiento con una crema antifúngica.

Trastornos en el tiroides

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 30/04/2009 10:47

 

Una madre con hipotiroidismo tiene un defecto de producción de hormonas tiroideas. El tratamiento con hormona tiroidea normaliza su situación permitiendo realizar una vida completamente normal. Aun en el caso de que déficit hormonal no estuviera corregido, no representa problema alguno para el lactante, ya que este es capaz de fabricar la que necesita para él.
En el hipertiroidismo existe una producción muy elevada. La excesiva hormona tiroidea pasa a través de la leche y provoca síntomas de hipertiroidismo en el lactante, a veces muy importantes. Para controlar el hipertiroidismo se emplean medicamentos antitiroideos. Estas sustancias pasan en pequeña cantidad a través de la leche, y dependiendo de la dosis puede actuar como antitiroideos también en el niño, provocándole un hipotiroidismo.
En cualquier caso, la decisión de interrumpir la lactancia solo se debe de tomar después de haber estudiado el origen de la enfermedad ya que, en muchos casos, se trata de situaciones transitorias y en otros, de poca intensidad, sí es posible seguir con ella.

Una leche maravillosa

Chantal Cottard | 14/05/2009 18:20

 

Es la más completa, la que le nutre, le produce placer, le tranquiliza, le ayuda a dormir. La leche de su mamá, la que tú le das con tanto amor es lo más maravilloso. Además, es la única que no cuesta ni un duro, que está siempre a su disposición, calentita y con el sabor que a él le gusta. Bien, pues si todos estos argumentos no fueran bastantes, investigadores norteamericanos acaban de publicar en la prestigiosa revista científica The Journal of Pediatrics, que darle el pecho, puede reducir el dolor de una vacuna, por ejemplo. Y lo explican de la siguiente manera: los bebés poseen memoria del dolor, lo que les hace anticiparse a las experiencias que les causan molestias y reaccionar de forma intensa antes de que se produzcan. Pero si están agarrados al pecho de su mamá un poco antes y después de la administración de la vacuna, prevalecerá la sensación de satisfacción y no sentirán dolor ni llorarán. Un buen truco para todas las mamás lactantes.

Cerveza en la lactancia

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 19/05/2009 12:08

 

Uno de los errores más repetidos cuando una madre amamanta a su hijo es hacerle creer que el consumo de cerveza aumenta la producción de leche. Esto no es cierto. El aumento conseguido en la cantidad de leche es muy pequeño y acarrea el riesgo de eliminar alcohol a través del pecho. Si la madre consume cerveza porque le gusta, conviene que lo haga en cantidad moderada y preferentemente al terminar una tomar de pecho. Las infusiones de “sustancias especiales” para estimular la producción de leche son muy peligrosas para el niño.

Calostro prenatal

por la Dra. Carmen Guillén | 01/06/2009 10:58

 

El pecho de la mujer embarazada sufre modificaciones a lo largo de toda la gestación que lo preparan para la lactancia. La subida de la leche sucede entre las 48-72 horas posparto, pero antes, el pecho produce una sustancia muy beneficiosa para el recién nacido llamada calostro. El calostro puede aparecer en los últimos meses del embarazo sin que indique infección u otra alteración. Cuando ocurre. mi consejo es no estimular el pezón demasiado para no favorecer más su secreción por el momento.

La lactancia y el deporte

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 09/06/2009 09:18

Icono de del.icio.us Icono de Digg Icono de Technorati Yahoo Icono de Meneame Icono de Wikio
 

Si tu parto ha sido normal, se recomienda hacer ejercicios suaves (sin presión abdominal) lo antes posible, para recuperar el tono muscular del periné. El fallo de esta musculatura provoca la caída de la vejiga, el útero o el recto, patología que llamamos prolapso. En cuanto a la l actancia, el ejercicio suave no plantea ninguna interferencia. Pero la actividad muscular intensa aumenta los niveles en la sangre de ácido láctico. Este ácido pasa a la leche y modifica su sabor y algunos pequeños la rechazan tras la práctica deportiva de su madre. Por eso, aconsejamos dar el pecho antes de hacer deporte, que además resulta más cómodo para ti porque lo descargas de leche. Los niveles de ácido láctico, disminuyen cuando cesa la actividad física, y en un par de horas apenas se notan cambios en el sabor de la leche.

Música desde el útero

Chantal Cottard | 29/07/2009 14:09

 

Está demostrado: la terapia musical durante la gestación es beneficiosa para el bebé. Durante el parto, las melodías ayudan a reducir la ansiedad de la futura mamá y alivian el estrés neonatal lo que favorece la l actancia. Por eso, la Iniciativa Hospitales Amigos de los Niños (IHAN) ha decicido apoyar la técnica. ¿Qué música escuchar? Muy simple: aquella que le cause placer a la mamá, puesto que el objetivo es que transmita a su bebé una sensación placentera mientras comparten la escucha. La especialista en Musicoterapia Prenatal y Pediatría Ana Isabel Ripa de la Concepción, musicoterapeuta por la Universidad de Zaragoza, es la encargada de dar a conocer la técnica por cuenta de la IHAN. Ha iniciado grupos de terapia musical prenatal. Los papás están invitados a participar. Los beneficios les alcanzan a ellos también, reforzando sus lazos con la pareja y el futuro bebé. Si quieres saber qué hospitales pertenecen a la IHAN, consulta nuestras direcciones útiles.