Los futuros papás también engordan

Chantal Cottard | 15/06/2009 13:45

 

Sí, ellos también engordan cuando estamos embarazadas. Y bastante, a juzgar por los datos de una encuesta realizada en el Reino Unido. Los 5.000 hombres que participaron en el estudio llevado a cabo por la compañía Onepoll, llegaron al parto con unos 6 kg de más, lo suficiente como para tener que renovar el armario.

¿Por qué este aumento en el apetito del futuro papá? El 25 por ciento admitió comer por pura solidaridad, para que su pareja no sufriera por haber perdido su cintura. Para el 42 por ciento, sencillamente aprovecharon al máximo el tiempo que les quedaba de libertad, salieron más, acudieron más a menudo a restaurantes con su pareja y... comieron más pizzas, más cerveza, más chocolate y más aperitivos fritos. O sea, mucho antojo de comida basura.

¿Qué pasó después del nacimiento del pequeño? Las mamás perdieron su tripa y dos tercios de los encuestados no. Y es que sólo uno de cada 3 decidió ponerse a dieta cuando ella lo hizo.

¿De dónde vienen las ganas de tener un hijo?

Chantal Cottard | 19/11/2009 10:55

 

Esta era la pregunta que se formularon los investigadores de Clearblue cuando iniciaron su estudio sobre planificación familiar. Y los resultados fueron claros: vienen con la edad de la mujer. Al parecer, tenemos un reloj biológico que se enciende y empieza a pitar cuando alcanzamos la treintena. Se nos van los ojos a los escaparates de ropa infantil y los bebés de nuestras amigas nos parecen el no va más. El siguiente factor más valorado a la hora de tomar la decisión, es la necesidad de tener una pareja estable. Y siempre de acuerdo a las conclusiones del citado estudio, preocupa más la situación laboral de la pareja que la propia. En cuanto a la crisis y la gripe A, no parece que vayan a disuadir a muchos si la decisión está tomada. Y un dato curioso, las mujeres sin hijos se muestran más influenciables que las que ya son madres: el 22 % se animó por el embarazo de una amiga. Os propongo seguir con el estudio y contarnos cuál fue el motivo que os llevó a encargar un bebé.

Familias numerosas

Beatriz García | 15/01/2010 09:42

 

Hoy he leído que la famosa pareja formada por los actores Brad Pitt y Angelina Jolie están deseando adoptar de nuevo para incorporar un miembro más a su familia. Y ya serían siete. Mi mejor amiga desde la infancia es la penúltima de siete hermanos. Y os aseguro que en su casa el aburrimiento no existía: siempre había alguna discusión en marcha en la que enzarzarse o algún juego interesante al que sumarse. Encontrar un hueco alrededor de la mesa o para sentarse a ver la tele eran prácticamente misiones imposibles. Bajo el techo de la familia Hernández, aquello de que “el que se fue a Sevilla perdió su silla” más que un refrán era una verdad como un templo. Y aun así, sus puertas siempre estaban abiertas y todo el mundo era bien recibido. No han pasado tantos años, pero eran definitivamente otros tiempos. Hoy en día para encontrar una familia de tales dimensiones hay que buscar en las páginas satinadas de las revistas del corazón –los mencionados Pitt y Jolie, el futbolista del Real Madrid Raúl que recientemente ha dado la bienvenida a su quinto vástago o el actor Justin Chambers, el Dr. Alex Karev de Anatomía de Grey, que a sus 36 años es padre de cinco. Este mismo mes, la Federación Española de Familias Numerosas ha solicitado al Gobierno y a todos los grupos parlamentarios que en la nueva reforma de las pensiones se introduzca el criterio de los hijos a la hora de calcular la prestación por jubilación. Es decir, que la pensión sea mayor cuantos más hijos tengas. ¿Qué opináis? Seguro que estamos todos de acuerdo en que no están las cosas como para criar familias súper numerosas pero, si pudierais permitíroslo, ¿os gustaría?

Esterilidad psicológica

por la Dra. Carmen Guillén | 07/06/2010 10:30

 

Algunas parejas se someten a todas las pruebas necesarias para diagnosticar una esterilidad y no se encuentran razón alguna. El origen de la misma se considera desconocido. Dentro de este grupo, las de carácter psicológico ocupan un lugar importante, y muchas veces, se demuestran a posteriori. De hecho, es muy común que se consiga un embarazo cuando la pareja ha asumido que no tendrá hijos y esta incluso en trámites de adopción. Esto sucede porque desaparece la ansiedad que impedía la concepción. En caso de esterilidad de origen desconocido, yo recomiendo consultar con un psicólogo y descansar una temporada. Pero estos consejos tampoco aseguran el embarazo.