No abrigues a tu bebé en exceso

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 24/11/2008 10:09

 

Muchas veces, los padres que acaban de tener un bebé me preguntan cómo saber si el niño está suficientemente abrigado. Les suelo aconsejar fijarse en la temperatura de su cuerpecito. Si tiene las manos y los pies fríos probablemente necesite algo más de abrigo. Por el contrario, si está excesivamente abrigado notaréis que le sube el color en la cara y al tocarlo le notaréis caliente. El abrigo excesivo puede provocar aumento de temperatura corporal, incluso fiebre y hace que los niños mamen peor. La habitación donde está el recién nacido también debe estar templada, una temperatura de 21 ºC suele ser suficiente.

¿Cuánta ropa le pongo?

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 06/07/2009 14:26

 

El control de la temperatura es importante, sobre todo en prematuros y niños de bajo peso; algunos necesitan para un tiempo en una incubadora. Durante las primeras horas nos preocupa que se enfríen, y por eso les secamos inmediatamente tras el parto, les calentamos y les ponemos un gorrito. Los recién nacidos necesitar estar más abrigados porque tienen muy poca grasa bajo la piel y porque apenas se mueven. La cantidad de ropa depende sobre todo del calor ambiental, pero sólo en ambientes muy calurosos, dejamos a los recién nacidos en manga corta. Ten en cuenta que no siempre el verano es caluroso, que la temperatura varía a lo largo del día y que aún en zonas calurosas, algunas casas resultan frescas. Tomar la temperatura al recién nacido es una forma fácil de controlar el abrigo. Y recuerda que la ropa o el calor excesivo suelen provocar fiebre.

Bebés que no paran de llorar

por la Dra. Isabel Orjales | 30/09/2009 13:51

 

Al salir del hospital, los bebés se desconciertan, no distinguen la noche y el día y algunos se vuelve llorones e irritables los primeros días. El silencio les asusta, están acostumbrados a los ruidos del vientre materno y a una luz muy concreta. Deja una luz tenue y por cerca un reloj que suene o la radio bajita. Si muestra incomodidad cuando le coges, no te agobies, déjalo en la cuna para dormir. Cuando esté relajado, aceptará de buen grado tu regazo.

Acné de bebé

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 12/01/2010 16:56

 

En los recién nacidos y lactantes, aparecen en ocasiones lesiones de acné parecidas a las de los adolescentes aunque menos llamativas. En condiciones normales, las glándulas sebáceas del lactante se atrofian tras el nacimiento. La falta de atrofia favorece el desarrollo del acné neonatal. En la mayoría de los casos, se trata de lesiones leves que desaparecen en poco tiempo y que sólo requieren limpiar la cara con cuidado. Si el acné es importante, hay que descartar que exista alguna enfermedad y puede ser necesario realizar tratamientos similares a los de los mayores.

Evitar la fimosis

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 16/02/2010 12:00

 

El extremo del pene se llama glande y la piel que lo envuelve, prepucio. Decimos que hay f imosis cuando el prepucio están tan cerrado que no permite dejar salir al glande. En estos casos, el estiramiento repetido del prepucio suele conseguir que se dilate lo suficiente para que el glande salga. Cuando el prepucio está muy cerrado, el estiramiento no suele ser eficaz y es necesario circuncidar al niño -cortar una parte del prepucio-. Cada ves es menos frecuente realizar la circuncisión en lactantes, y cuanodo es necesaria, se retrasa hasta que el niño es mayor. Más frecuente que la fimosis, es que el prepucio esté adherido al glande. En este caso, aunque el orifico sea bastante amplio, el glande no sale completamente porque está pegado al prepucio. Se suele solucionar de forma espontánea durantet a pubertad y no precisa maniobras de dilatación. El estiramiento del prepucio no plantea riesgos para los niños pero conviene aprovechar una visita al pediatra para que te enseñe cómo realizar la maniobra.

La mancha mongólica

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 04/05/2010 09:50

 

Las manchas mongólicas son un cúmulo de células pigmentadas –melanocitos– en la capa profunda de la piel. A medida que el niño crece, se engruesa la piel y las manchas mongólicas son menos visibles. En algunos casos, si son muy extensas, no desaparecen del todo. Como nunca degeneran no deben crear más preocupación que la estética.

Son más frecuentes entre los asiáticos y los negros (90%) que en la raza blanca (10%), y como dices, suele situarse en la parte alta de las nalgas. Pero puede aparecer en cualquier parte del tronco y las extremidades inferiores.

Antimosquitos en su cuarto

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 11/05/2010 09:12

 

Con la llegada del calor no sólo florecen las rosas, amapolas y margaritas en nuestros jardines, sino que también mosquitos, abejas, avispas y demás habitantes del mundo de los insectos nos visitan, con sus incómodas, molestas y dolorosas picaduras.

Los repelentes de insectos que están a la venta han pasado los controles de sanidad que garantizan la falta de efectos adversos, siempre que se utilicen en las condiciones que indica el fabricante.

 Si la habitación de tu bebé es amplia y la concentración que alcanza el repelente no es elevada, no debes tener problemas para usarlo. En cualquier caso, lee con detenimiento las instrucciones del fabricante para saber cómo usarlo correctamente.

Fotoprotección para bebés

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 01/06/2010 10:57

 

Con la llegada del sol no puede faltar la protección solar. Sin embargo, a la mayoría de los niños no les gusta retrasar el momento de meterse en el agua por echarse crema para el sol. Les molesta porque sienten que es una pérdida de tiempo y la arena se les pega al cuerpo. Por eso, es normal que los pequeños se muestren reticentes a la hora de ponerles crema en vuestras salidas al campo o a la playa.

Todos los niños necesitan esa protección, especialmente los que tienen la piel sensible y muchas pecas. Debes probar varias cremas hasta que encuentres una que le gusta. Hay presentaciones en spray, cómodas de aplicar y que no resultan nada grasas. Procura que en las horas de más sol (de 12 a 16) lleve camiseta, gorra con visera y, si las acepta, gafas de sol.

Aprende cómo actuar ante una insolación en el reportaje Con gorro y a la sombra

El talco

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 28/02/2012 09:07

 

El talco dejó de utilizarse hace tiempo por el riesgo de que los niños lo aspirasen por las nubecillas de polvo de polvo que se formaban al aplicarlo. En su lugar se comercializaron formas líquidas de este producto, con formas líquidas de este producto, fórmulas suaves y confortables. Pero mi recomendación es que para mantener seca la zona del pañal, lo mejor es cambiarlo a menudo y dejar aireando el culete cuando sea posible.

Qué cosmética infantil usar con un recién nacido

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 05/06/2013 14:16

 

Hace tiempo que no recomendamos los polvos de talco. Sirven de poco y tienen el riesgo de que una parte puede quedar flotando en el aire y ser respirado por el bebé dañándole los pulmones. También puedes evitar las colonias las primeras semanas. El olfato es un sentido importante en el recién nacido, que le sirve para establecer conexiones entre la vida intrauterina y la extrauterina. Recuerdan el olor del líquido amniótico de su madre y lo vinculan con el olor de las glándulas sudoríparas de la areola del pecho. La colonia interfiere en este proceso. Respecto al jabón, depende del bebé. Si tiene antecedentes de dermatitis, conviene usar uno específico para piel atópica.