El vello corporal en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 09/12/2008 11:31

 

Es frecuente que durante el embarazo aumente la cantidad de vello corporal o que puedas notarlo en zonas que antes no lo apreciabas. Este cambio es normal durante la gestación y suele desaparecer después de dar a luz. Se debe a los cambios hormonales que suceden en las mujeres durante el embarazo.

Si te resulta incómodo y antiestético, no hay inconveniente en eliminar o disimular este vello por medios físicos, como el rasurado o la depilación con pinzas; o químicos, como las cremas depilatorias o decolorantes.

Embarazada y ¿bronceada?

por la Dra. Carmen Guillén | 27/04/2010 11:29

 

Vuelve el buen tiempo y con él, las celebraciones, los vestidos escotados y para algunas con suerte, la playa. Si estás embarazada, te preguntarás qué hacer para tener ese color dorado de piel que te gusta. Estos son los consejos que os puedo dar. En primer lugar, el uso de rayos UVA durante el embarazo está totalmente desaconsejado. Sin embargo, puede utilizarse una crema autobronceadora que sólo oxida la capa superficial de células muertas de la piel –capa córnea-, sin efecto sobre las células encargadas de la pigmentación de la misma. Por eso, el color conseguido es efímero y no tan natural, al irse descamando esta capa con el paso de los días. Siempre que vayas a exponerte al sol, utiliza una crema que contenga protección solar elevada para evitar la formación de manchas y mantener tu piel bien hidratada y sin arrugas.

Piercing en el ombligo, ¿hay que quitárselo en el embarazo?

por la Dra. Carmen Guillén | 08/01/2013 11:58

 

Una embarazada con un piercing en el ombligo y otro en la lengua me pregunta si es aconsejable quitárselos mientras dura su gestación.

La verdad es que si el piercing es antiguo, está cicatrizado y no hay riesgo de infección si se cuida la higiene convenientemente. Lo que sucede es que, según aumente el volumen del abdomen, la piel estará más tirante y puede ser molesto; por eso, muchas mujeres se lo retiran.

Otro tema es cuando llega el parto; en ese momento, no es recomendable llevarlo. Tampoco se debe llevar joyas ni objetos metálicos. De ahí que debas quitarte también el piercing de la lengua.

Piensa que si fuera necesario hacer una cesárea, habría que retirarlo, con la demora que supondría. Lo mejor es estar preparada y no llevar piercing de ningún tipo a partir del tercer trimestre.