Biberones preparados con antelación

por la Dra. Rosa María Ortega | 24/10/2008 13:46

 

Lo más conveniente es preparar los biberones inmediatamente antes de dárselos al niño, porque si los preparas con tanta anticipación podrían perderse algunos nutrientes, durante el almacenamiento, y el riesgo de contaminación sería mayor. En concreto, durante la preparación puede quedar en el alimento alguna bacteria que podría reproducirse durante su tiempo de almacenamiento. El peligro es mayor en función del número de bacterias que puedan llegar a la fórmula, de la temperatura que alcance tu frigorífico y del resto de los alimentos o productos que se encuentren en refrigeración.

Si quiere saber cómo prepararle un buen biberón, sigue nuestros consejos.

Qué hacer cuando no quieren masticar

por la Dra. Rosa María Ortega | 24/11/2008 10:25

 

Cinta, mamá de un bebé 22 meses, pide consejos porque su hijo sólo mastica lo que le gusta, concretamente patatas fritas, y se niega a hacerlo con la carne y la verdura. Evidentemente el niño no tiene ningún problema de masticación dado que mastica los alimentos que él desea. Simplemente le gustan más las patatas que las carnes y verduras y con lo que no le gusta no quiere molestarse. El problema no es de masticación, sino de aceptación de alimentos, tema en el que debe tratar de avanzar en los próximos meses. Conviene que tenga paciencia pero insistiendo para que su hijo se vaya acostumbrando a texturas gruesas y a masticar alimentos variados. Sin enfadarse de manera evidente, debe ofrecer reiteradamente al niño alimentos variados, que por su edad ya debe consumir. Si le gustan mucho las patatas puede darle una después de haber comido un poco de carne o un poco de verdura, pero no debe darle solo los alimentos que el niño desea. Hay productos y texturas (más gruesas) que deben irse introduciendo en una determinada etapa y si se retrasa la introdución luego es más difícil que el niño los acepte, pero todo tiene arreglo, con paciencia y mucho cariño, también hay que tener cierta disciplina con los hábitos del niño.

Puré de verduras, ¿reciente o congelado?

por la Dra. Rosa María Ortega | 28/01/2009 17:17

 

La prisa con que hacemos todo en la frenética vida diaria lleva a muchas madres a preparar comidas y congelarlas para varios días. Aunque es más conveniente preparar el puré de bebé justo antes de dárselo para que la pérdida de vitaminas sea mínima, puede haber razones que justifiquen su preparación para varios días. En este caso el mejor método para mantener el valor nutritivo de la comida es congelarla en cuanto se haya enfriado, dividida en porciones, con la cantidad exacta correspondiente a cada comida. De esta manera ni sobrará nada, ni caeremos en la tentación del recalentamiento, que no se debe hacer nunca, pues se pierden vitaminas en este proceso.

¿Primero verduras o frutas?

por la Dra. Rosa María Ortega | 11/02/2009 12:13

 

¿En qué momento debo empezar a dar fruta a mi hijo? ¿Le doy primero fruta o verdura? En la alimentación de los niños se suele introducir antes la fruta que la verdura, pero lo mejor es que sigas el consejo de tu pediatra al respecto.

La pauta convencional es dar el puré de verduras para comer y el de frutas para merendar. Si tu pequeño es alérgico a las proteínas de la leche, conviene vigilar su respuesta al introducir otros productos para tener la seguridad de que los tolera bien.

Problemas con los sólidos

por la Dra. Rosa María Ortega | 17/02/2009 11:29

 

Hay niños a los que les cuesta acostumbrarse a comer alimentos sólidos. Cada pequeño manifiesta unas peculiaridades distintas a la hora de sentarse a la mesa y hay que darle tiempo para que acepte nuevos alimentos. No es obligatorio que tu hijo coma jamón york o tortilla francesa porque sus compañeros de clase ya lo haces. Puede que ese día tenga sueño y le cueste más esfuerzo masticar y aceptar nuevos sabores. Poco a poco los irá consumiendo sin problemas.

La cerveza no favorece la lactancia

por el Dr. Jesús Martín-Calama | 09/03/2009 13:03

 

Muchas mamás se creen que si beben cerveza, van a tener más leche. ¡Que no lo hagan! El aumento conseguido es muy pequeño y acarrea el riesgo de eliminar alcohol a través del pecho. Si la madre consume cerveza porque le gusta, conviene que la tome sin alcohol. Y si la tentación de una verdadera cerveza es muy grande, mi consejo es que lo haga muy de vez en cuando y después de dar el pecho.

Leche con miel

por la Dra. Rosa María Ortega | 17/03/2009 13:42

 

Una lectora nos escribe comentando que ha visto que algunas leches de crecimiento contienen miel y preguntando si son mejores las que no la llevan.

La calidad del producto dependerá de su composición total y no de que lleve o no miel. Las fórmulas de crecimiento suelen estar bien controladas y son alimentos totalmente aceptables y muy útiles en la alimentación del bebé, pero el que lleven o no lleven miel no debe ser la razón para elegir un producto u otro. Algunos niños pueden preferir o rechazar su sabor, lo que puede justificar en algunos casos su elección o exclusión de la dieta.

La papilla de fruta no espera

por la Dra. Rosa María Ortega | 20/08/2009 13:09

 

Si quieres hacerle a tu hijo más cantidad de papilla, cualquier envase hermético, absolutamente limpio y preferentemente de plástico o vidrio es lo mejor para llevarla. No hay un tiempo exacto para que la papilla de frutas “pueda durar” hecha, pero es indudable que cuanto más tiempo transcurra menor será su contenido en nutrientes. En el momento de triturar las frutas, éstas empiezan a perder vitaminas a gran velocidad y transcurrido un tiempo, algunas de ellas, como la vitamina C o el ácido fólico, más sensibles, se han destruido por completo. Por ello, siempre que puedas, procura dársela al bebé inmediatamente después de prepararla.

¿Zumos o batidos para mi bebé?

por la Dra. Rosa María Ortega | 27/04/2010 11:43

 

En principio, no hay inconveniente en dar cualquier de estas dos bebidas. Ninguna resulta mejor que otra, si no se tiene en cuenta lo que el niño toma el resto del día. Si tu hijo come poca fruta, lo mejor es el zumo y si consume pocos lácteos, el batido resultará ventajoso. Pero para rehidratar, nada como el agua, ya que los zumos y batidos a igualdad de peso, proporcionan menos líquidos (90% los zumos y 80% los batidos). Si tu pequeño necesita líquido –ha sudado mucho, tiene diarrea, permanece en un ambiente cálido y seco…- y no quiere agua, un zumo o un batido, por su sabor agradable, le animarán a beber y ayudarán a evitar la deshidratación.

Introducir los lácteos

por la Dra. Rosa María Ortega | 15/03/2012 09:22

 

A partir de los 12 meses ya se pueden dar al bebé derivados de la leche de vaca como yogur, queso, requesón, cuajada, flan, cremas... aunque controlando que los tolere bien a medida que se van introduciendo en su alimentación. Sin embargo, el cacao debe posponerse hasta los 18-24 meses y, por tanto, la crema de chocolate. El yogur y el queso tipo "petit" con sabor a fresa se pueden dar a partir del año, pero no el yogur con trozos de fresa  o fresa triturada, por su potencial alergénico. El momento concreto de introducción del chocolate y las fresas puede ser decidido, de acuerdo con el pediatra, en función de las características de cada bebé y de su posible predisposición a padecer reacciones alérgicas, pero nunca antes de los 18 meses.