Antojos en el embarazo

por la Dra. Rosa María Ortega | 26/07/2012 11:45

 

Durante el embarazo es frecuente que cambien las apetencias por los alimentos y que surjan los rechazos. Aunque puede parecer que el deseo responde a una necesidad del cuerpo, esto casi nunca es cierto, aunque es indudable que durante el embarazo aumentan las necesidades de calcio y, por ejemplo, el queso proporciona elevadas cantidades de este mineral. En es otras ocasiones, las apetencias se deben a una deficiencia, por ejemplo de hierro, problema que será diagnosticado y tratado por el ginecólogo. Puedes comer queso, pero procura que el consumo sea moderado, pues se trata de una mezcla con elevado contenido en calorías y podría afectar a tu control de peso y eliminar otros alimentos indicados en tu estado.