4 de cada 10 padres usa el móvil en coche con sus hijos

Las nuevas tecnologías nos mantienen conectados con quienes más queremos y nos permiten resolver muchas situaciones a golpe de pulgar, pero no hay duda de que los teléfonos móviles se han convertido en un arma de doble filo, sobre todo si lo usamos al volante.

Hombre conduciendo

Viajar en coche con nuestros hijos es una enorme responsabilidad. En nuestras manos está la seguridad de toda la familia, por eso cuesta creer que el teléfono móvil sea una distracción tan frecuente cuando viajamos con los más pequeños de la casa. Según el II estudio “Hábitos de seguridad vial de padres e hijos en el coche”, llevado a a cabo por Midas y realizado junto a la empresa demoscópica Ipsos y la Asociación Nacional para la Seguridad Infantil, el 44% de padres y madres españoles admite usar el móvil cuando conducen con sus hijos en el coche. ¿Y para qué lo usan? Pues para consultar Google Maps en un 30% de los casos, realizar llamadas telefónicas un 22% de ellos o enviar mensajes de Whatsapp en un 9% de conductores.

“Nuestro objetivo es concienciar a todos los conductores sobre la importancia de respetar los sistemas de seguridad vial en el coche cuando se viaja en familia. La responsabilidad de las conductas en la carretera que llevan a cabo los padres y madres y el buen ejemplo hacia sus hijos, asegurará que se conviertan en conductores ejemplares en un futuro”, destaca Patricia Suárez Diz, directora de Marketing de Midas.

Así lo ven los 'peques'

Profesores, pedagogos y psicólogos están de acuerdo en que los padres somos el principal modelo de nuestros hijos y que todas nuestras acciones influyen en las que ellos repiten, también las que se producen en un coche. El estudio de Midas ha dedicado un importante esfuerzo a comprobar qué opinan los niños sobre la forma de conducir de sus papás.

 La totalidad de los pequeños afirmó que siempre llevan el cinturón de seguridad y el 13% reconoció que sus padres utilizan el móvil cuando el coche está en movimiento; este porcentaje aumenta (19%) para los más pequeños de la familia, los consultados entre 5 y 8 años.

Viajes más entretenidos

Los largos trayectos en coche pueden resultar aburridos y pesados para los niños. Los juegos y las canciones han sido un clásico para mantenerles entretenidos pero ahora las tecnologías nos ofrecen una estupenda alternativa.

Según este estudio, la mayoría de progenitores señala que son las tablets y los móviles con lo que más se entretienen sus hijos (48%), a través de juegos en apps o viendo películas o vídeos. La música tiene especial importancia también en el interior del coche, ya que 5 de cada 10 padres considera que este es el principal medio de entretenimiento para los más pequeños de la familia. 

En coche al cole

A la mayoría de los niños encuestados (99%) les gusta mucho ir en coche con sus padres, especialmente para los que lo utilizan durante los trayectos diarios al colegio. Sobre los conductores, sigue habiendo una ligera mayoría de hombres (56%), frente a las mujeres, que conducen (44%). No obstante, este porcentaje de madres de familia que utiliza el coche aumenta frente a los datos recogidos en el 2016 (38%).

Lo que también ha analizado Midas ha sido uno de los hechos que más padecemos en la puerta de las escuelas: los coches aparcados en doble fila. Aunque un tercio de los padres siguen aparcando en la puerta del colegio de forma poca ortodoxa, este hábito disminuye frente a los resultados recogidos en 2016 (34% frente a 44%). Es cada vez mayor el número de españoles que aparca de forma correcta en las zonas escolares, buscando aparcamiento lejos del colegio (66%).

De la misma forma, la responsabilidad vial al cruzar la calle también mejora. Según las conclusiones del estudio de la plataforma de Midas, Bebé Seguro, la mayoría de niños (72%) afirma que cruzan la calle junto a sus padres cuando van al colegio cada mañana. En el momento de recogerles, 9 de cada 10 pequeños esperan a sus padres en la puerta de la escuela para ir juntos al coche; más de la mitad de ellos (56%) reconoce abrir la puerta del automóvil por sí mismo, mientras que al resto de menores encuestados se la abre su padre o madre. Es a partir de los 9 años cuando los niños actúan ya de forma independiente; entran y salen del coche solos, en un 93% y 82%, respectivamente.

Paula Bermejo