Sensación de ahogo

por la Dra. Carmen Guillén | 10/06/2009 13:06

 

Durante el último trimestre del embarazo, el bebé casi no cabe en el abdomen de la madre y tiene que conseguir espacio empujando hacia arriba su diafragma, músculo que separa el abdomen del tórax. Al ser empujado hacia arriba se disminuye la capacidad de los pulmones y se dificulta la respiración de la mujer, provocando esa sensación de ahogo y la aparición de “suspiros” profundos con el fin de llenar bien el pulmón. Esto es un proceso absolutamente normal y todo vuelve a ser como antes después del parto. Esta situación es normal en el embarazo y no repercute en el feto, que tiene garantizada la oxigenación a pesar de la incomodidad para su madre.