Hipertensión en el embarazo y sal

por la Dra. Carmen Guillén | 05/11/2012 12:29



Durante el embarazo es común que aumenten los niveles de tensión arterial. Si sube un poquito, con retirar de la dieta algunos alimentos –snacks, comida precocinada y enlatada, productos potenciadores del sabor, embutidos...– que contienen mucha sal y caminar todos los días, es suficiente para mantenerla a raya. Si aumenta algo más, es posible que el médico prescriba un medicamento a la embarazada. Sin embargo, no es recomendable retirar totalmente la sal, entre otras cosas, porque la gestante toma sal yodada, y el yodo es fundamental para evitar los defectos del tubo neural. Además, durante el embarazo se necesita que el volumen de sangre circulante sea mayor, y si se elimina la sal, se pierden más líquidos, comprometiendo el riego sanguíneo de la placenta y, por tanto, el aporte de oxígeno y nutrientes al feto. Eso sí, es importante que reduzcas la cantidad que echas a tus comidas y que todos los días camines, al menos, una hora.