Tu embarazo en buenas manos

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

Ginecología

No tener línea alba no es preocupante

por la Dra. Carmen Guillén | 21/10/2013 13:56

 

En el embarazo, es típico que aumente la actividad de las células que pigmentan la piel y por ello aparecen con frecuencia manchas cutáneas en la cara - cloasma-; los lunares o manchas preexistentes pueden hacerse más intentos; los pezones suelen volverse oscuros y en la línea media del abdomen, de arriba abajo, puede dibujarse una raya oscura, llamada línea alba.

Pero estos cambios no ocurren en todas las mujeres ni en todas las gestaciones. El hecho de no presentar línea alba no significa que exista alteración hormonal que afecte al curso normal del embarazo.

En el embarazo, la composición de la sangre cambia

por la Dra. Carmen Guillén | 14/10/2013 13:55

 

Una de mis pacientes me comenta que, al revisar sus análisis de sangre, se ha dado cuenta que sus glóbulos blancos siempre han estado por encima de lo normal y siguen subiendo. Teme tener una infección.  

La gestación supone un cambio para todas las funciones del organismo y ello incluye desde el aparato digestivo a la función cardíaca, la piel y también la "composición" de la sangre.

Tener más leucocitos de los habituales es absolutamente normal en el embarazo y no implica ningún dato de infección, salvo que existan otras alteraciones o síntomas.

No temas, de una correcta lectura de tus análisis de sangre, se encarga tu ginecólogo.

¿Puedo tener un embarazo con selección de sexo?

por la Dra. Carmen Guillén | 07/10/2013 13:55

 

Una mujer que se ligó las trompas porque es portadora de una enfermedad asociada al sexo -ella no la padece pero sus dos hijos varones sí- me pregunta si puede intentar tener un embarazo con selección de sexo para tener una niña.

El proceso de selección de sexo pasa primero por una fecundación in vitro (FIV). Una vez que se obtienen embriones, se analiza su sexo y sólo se transfieren a la madre los del género conveniente.

Para este proceso no se precisa de la participación de las trompas de Falopio ya que los óvulos se obtenidos directamente desde el ovario mediante una punción a través de la vagina y son fecundados fuera de la madre por espermatozoides del padre.

A continuación, el embrión seleccionado se transfiere a la madre dentro del útero también a través de la vagina y por el conducto del cuello uterino.

Las trompas no son necesarias en ninguna de las etapas descritas, la ligadura no impide el embarazo.

¿Por qué tengo demasiado líquido amniótico?

por la Dra. Carmen Guillén | 30/09/2013 13:55

 

El exceso de líquido amniótico se conoce como polihidriamnios y entre sus causas se encuentra la diabetes.

En este caso, la corrección de los niveles de glucosa en la sangre materna producirá una normalización del volumen de líquido amniótico.

Si es lo que te diagnostica tu médico, debes hacer la dieta correctamente. El polihidriamnos también puede tratarse con algunos medicamentos, incluso sacando líquido mediante una punción. Esta intervención se conoce como amniocentesis evacuadora. Pero si el origen es una diabetes, es fácil de controlar, con el régimen suele ser suficiente.

El peligro de un exceso de líquido a mitad de gestación es que, al aumentar el volumen uterino, se produzca el desencadenamiento de un parto prematuro.

¿Se puede prevenir la alergia a la proteína de la leche en el embarazo?

por la Dra. Carmen Guillén | 09/09/2013 13:56

 

Si ya tienes un hijo con alergia a la proteína de la leche y te preguntas si puedes hacer algo para prevenir el trastorno en el segundo embarazo, debes saber que el riesgo es mayor cuando existe un antecedente de alergia alimentaria en la familia.

Se han analizado algunos factores que pudieran resultar beneficiosos. De todos los estudios parece que se extrae la conclusión de que lo único que se asocia a un cierto grado de prevención es que la madre no fume durante el embarazo.

Por tanto, eliminar el tabaco es el mejor consejo. Una vez que nazca el bebé, procura no darle ninguna toma de leche de fórmula y amamantarle todo el tiempo posible, eliminando entonces de tu dieta la leche y sus derivados.

De todos modos, en ese periodo el pediatra te aconsejará lo más conveniente.

Piernas y manos hinchadas

por la Dra. Carmen Guillén | 02/09/2013 13:51

 

Tener las piernas hinchadas al final del embarazo es normal, sobre todo si ocurre en verano.

Aunque a veces parezca exagerado, muchas embarazadas normales lo sufren y para su comodidad recomendamos descansar a menudo con las piernas en alto y usar calzado abierto y cómodo.

Con frecuencia la hinchazón también afecta a las manos, que se duermen con facilidad.

Tener los pies hinchados no va a producir hipertensión, pero la hipertensión en el embarazo sí puede causar hinchazón de piernas entre otros síntomas.

Por eso debes tomarte la tensión arterial y si es normal no debe preocuparte el aspecto de tus piernas.

Después del parto, en los primeros días pueden incluso empeorar, pero más adelante volverán a su tamaño normal.

Sensación de ahogo al final de la gestación

por la Dra. Carmen Guillén | 26/08/2013 13:47

 

En el último trimestre el bebé ocupa mucho espacio en la cavidad abdominal y el diafragma materno se desplaza hacia arriba. El diafragma es un músculo que separa el abdomen del tórax.

Esta situación disminuye la capacidad de los pulmones y dificulta la respiración de la embarazada, lo que provoca esa sensación de ahogo y la aparición de “suspiros” profundos para llenar bien el pulmón.

Si te encuentras a menudo con esta sensación de falta de aire, tu médico descartará  anemia y otras complicaciones.

Una vez descartados, no temas por tu feto que tiene garantizada su oxigenación. A ti te queda soportar con paciencia tu incomodidad.

Diabetes gestacional después del parto

por la Dra. Carmen Guillén | 19/08/2013 14:00

 

Si has tenido diabetes gestacional controlada con dieta y te preguntas qué pasará ahora que tienes a tu bebé, debes saber que en principio, este tipo de diabetes suele resolverse al finalizar del embarazo.

La alteración en el metabolismo de la glucosa se desencadena en mujeres con factores de riesgo como genéticos, sobrepeso…, precipitados por el especial estado hormonal de la gestación.

En cualquier caso, un porcentaje de mujeres con este trastorno desarrollará a lo largo de su vida adulta una diabetes tipo II, es decir, una hiperglucemia controlable con dieta y/o fármacos, que raramente precisará insulina pero que puede acarrearle un problema de salud grave en el futuro.

Por ello es recomendable realizar una curva de glucosa finalizado el puerperio y repetirla cada cierto tiempo para poder llegar a diagnosticar ese problema antes de que produzca síntomas.

Sangrado por pólipo

por la Dra. Carmen Guillén | 12/08/2013 14:02

 

Un pólipo es una formación carnosa con vasos sanguíneos que pueden ser muy débiles y sangrar al mínimo roce.

Cuando la embarazada tiene un pólipo, no es raro que sangre después de unas relaciones sexuales. Incluso puede hacerlo sin que las haya habido.

Si tienes un pólipo, debes saber que estará contigo todo el embarazo, no va a desaparecer solo, y tampoco es conveniente que te lo extirpen durante la gestación; por lo tanto, quizás debas armarte de paciencia y por supuesto consultar con tu médico.

¿Ecografía vaginal o abdominal?

por la Dra. Carmen Guillén | 05/08/2013 13:55

 

Haber tenido partos o cesáreas no influye en la vía elegida para hacer una ecografía, ni tampoco tener hijos previos o no.

Lo que sí conviene es que, para la ecografía vaginal, la mujer haya mantenido relaciones sexuales, ya que si no, la introducción de la sonda ecográfica puede ser difícil y dolorosa.

La necesidad de beber agua para hacer una ecografía abdominal se debe a que si la vejiga está vacía, el intestino se coloca entre la pared abdominal y el aparato genital interno.

Dentro del intestino hay gases, y una característica de los ultrasonidos es que no atraviesan los gases y, por tanto, no se ve nada. Sin embargo, si la vejiga se llena, ocupa todo ese espacio, y como la orina es un líquido y este es el mejor transmisor de los ultrasonidos, nos permite obtener muy buena visibilidad de estos órganos.