Tu embarazo en buenas manos

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

Ginecología

¿Se repite la preeclampsia?

por la Dra. Carmen Guillén | 10/02/2009 10:33

 

Muchas embarazadas que padecen preeclampsia en el primer embarazo se muestran preocupadas ante la posibilidad de desarrollarla de nuevo en el segundo. Llamamos preeclampsia a la aparición de hipertensión, proteínas en la orina y edemas (retención de líquidos) en el curso de la gestación. Dentro de los trastornos hipertensivos del embarazo es un cuadro que puede evolucionar gravemente para la madre y el feto, si no se trata de forma adecuada. La incidencia de la preeclampsia está en torno al 5% de los embarazos; sin embargo mientras que en un 16% de las primigestas puede padecer algún trastornos hipertensivo, solo un 7% de las multíparas lo sufrirán. Esto quiere decir que esta patología es mucho más frecuente en los primeros embarazos. Además, también influye la raza (es más frecuente en la raza negra), la herencia, y posiblemente muchos factores aún desconocidos.

¿Qué son las espátulas?

por la Dra. Carmen Guillén | 03/02/2009 12:23

 

Con frecuencia, las espátulas se confunden erróneamente con los fórceps. Las espátulas son parecidas a dos grandes cucharas ovaladas que se utilizan en determinados casos para extraer al feto por vía vaginal durante el expulsivo. El mecanismo de acción es distinto al de los fórceps: con estos se tracciona la cabeza fetal y con las espátulas se empuja desde dentro hacia fuera la cabeza del bebé. Además, existen otras diferencias como la forma, y la no articulación entre sus dos partes. En cualquier caso, cada uno de estos instrumentos tiene su indicación y el ginecólogo es el que debe decidir según el caso concreto cuál es el más adecuado.

Prevenir la alergia a la leche desde el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 29/01/2009 10:27

 

Si ya has tenido uno hijo alérgica a la leche, el riesgo de que tu bebé sea también alérgico es mayor. ¿Se puede hacer algo para prevenirla desde el embarazo? Tras analizar en los estudios científicos los factores que pudieran resultar beneficiosos, se extrae la conclusión de que lo único que se asocia a un cierto grado de prevención es que la madre no fume durante el embarazo. Por tanto, esta es la mayor recomendación, eliminar el tabaco.
Una vez que nazca el bebé procura no darle ninguna toma de leche de fórmula y amamantarlo todo el tiempo posible eliminando de tu dieta la leche y derivados. De todos modos, en ese periodo el pediatra te aconsejará lo más conveniente.

Problemas para dilatar

por la Dra. Carmen Guillén | 21/01/2009 13:00

 

Hay muchas mujeres que tienen serios problemas para dilatar, aún administrándole oxitocina. Para que se dilate normalmente deben concurrir varios factores. Es fundamental que existan contracciones regulares, que el tamaño de la cabeza del feto no sea demasiado grande y pueda entrar en la pelvis de la madre, de modo que se apoye sobre el cuello del útero con las contracciones y vaya dilatándolo.

Es posible que te administren oxitocina y aún así el parto no avance. En este caso es posible que halla un conflicto de espacio entre tu pelvis y la cabeza del niño y una falta de maduración del cuello. Esta situación no tiene porqué repetirse en un nuevo parto, y tu segundo hijo puede nacer mediante parto normal.

Miopía en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 07/01/2009 10:46

 

La miopía es un problema que no suele afectar a la retina. En ocasiones, sí puede acompañarse de lesiones retinianas que tienen como consecuencia el desprendimiento de la misma.

Si eres miope y estás embarazada, la primera recomendación es que tu oftalmólogo te practique una exploración de la retina que se llama fondo de ojo, para la que no hay contraindicación en el embarazo.

Si tu retina es normal, el embarazo y el parto podrán ser normales, aunque tu ginecólogo te recomendará tener un parto con un expulsivo lo más suave posible y con pocos pujos.

Si aparecen lesiones en la retina, tu oftalmólogo puede tratarte si lo cree necesario y, en cualquier caso, se recomendaría abreviar el periodo expulsivo del parto utilizando algún instrumento obstétrico, como fórceps o espátulas, para evitar que durante los pujos se dañe la retina.

Respecto a la lactancia, no existe contraindicación para que una mujer miope pueda dar de mamar a su hijo.

Piernas hinchadas

por la Dra. Carmen Guillén | 16/12/2008 11:21

 

Es una de las molestias más comunes en la etapa final de la gestación. Tener las piernas hinchadas al final del embarazo es completamente normal. Aunque a veces parezca exagerado, muchas embarazadas sin problemas de salud lo sufren y para su comodidad lo mejor es descansar a menudo con las piernas en alto y usar calzado cómodo. Con mucha frecuencia, la hinchazón afecta también a las manos, que pueden “dormirse” con facilidad.

Tener los pies hinchados no va a producir hipertensión, como tiende a pensarse. Es más bien al contrario, la hipertensión puede producir hinchazón de piernas. Si crees que tus piernas están demasiado hinchadas, acude a una farmacia o a tu enfermera para que midan tu presión arterial y, si es normal, no te preocupes.

Después del parto, en los primeros días, la hinchazón puede agravarse, pero más adelante tus piernas volverán a su tamaño normal.

Para más información: Alivia tus pequeñas molestias.

El vello corporal en el embarazo

por la Dra. Carmen Guillén | 09/12/2008 11:31

 

Es frecuente que durante el embarazo aumente la cantidad de vello corporal o que puedas notarlo en zonas que antes no lo apreciabas. Este cambio es normal durante la gestación y suele desaparecer después de dar a luz. Se debe a los cambios hormonales que suceden en las mujeres durante el embarazo.

Si te resulta incómodo y antiestético, no hay inconveniente en eliminar o disimular este vello por medios físicos, como el rasurado o la depilación con pinzas; o químicos, como las cremas depilatorias o decolorantes.

Embarazada y de viaje

por la Dra. Carmen Guillén | 02/12/2008 13:02

 

Con la llegada de la Navidad se multiplican las reuniones familiares y, si vives lejos de los tuyos, la necesidad de viajar. Si estás embaraza, el viaje puede despertar un cierto temor en ti, pues no sabes muy bien cómo va a afectar a tu bebé.

En principio, no hay incoveniente para viajar a partir del cuarto mes de embarazo, en que el riesgo de aborto se reduce mucho. Nuestra recomendación es hacerlo con la mayor comodidad posible, sobre todo si se trata de un viaje largo, en cuyo caso el avión es el medio ideal.

Eso sí, no olvides tomar algunas precauciones: lleva ropa suelta y evita las medias o calcetines que opriman; haz tu reserva con antelación para poder elegir un asiento de pasillo, así podrás ir al baño cuando lo necesites; levántate con frecuencia para estirar las piernas y evitar el "síndrome de la clase turista" (trombosis de los vasos sanguíneos de las piernas por una inmovilización larga y mantenida). Por último, para que la tranquilidad sea total, es conveniente que te informes de los hospitales o centros médicos de la zona y no olvidar tu cartilla o historia del embarazado.

Si buscas consejos más concretos, puede que este artículo te ayude.

Romper aguas y el inicio del parto

por la Dra. Carmen Guillén | 24/11/2008 10:04

 

Una futura mamá, embarazada de 8 meses, me pregunta si la rotura de la bolsa de las aguas siempre viene seguida del parto y cuánto tiempo puede el bebé estar "sin líquido". En realidad, la rotura de membranas puede suceder en cualquier momento del embarazo. Si nos referimos a la rotura de membranas a término –cuando el feto ya es maduro– puede suceder antes de que haya dilatación, es decir antes de que comience el parto propiamente dicho. A esto lo llamamos rotura prematura de membranas a término porque el parto no ha comenzado. Cuando ocurre, el parto se desencadena en un plazo de 48 horas en el 90% de las mujeres. Por tanto, si dejamos pasar un tiempo de espera prudencial –normalmente, alrededor de 12 horas–, muchas mujeres se pondrán de parto por sí mismas sin necesidad de provocárselo y con menor riesgo de terminar haciendo una cesárea –más frecuentes en las inducciones–. Si a este tiempo de espera le sumamos el del parto, vemos que pueden pasar muchas horas desde la rotura de membranas hasta el nacimiento del bebé sin riesgo para él. Además, en todo este proceso, siempre se controlará la temperatura materna para administrar antibióticos si apareciera fiebre.

Suplementos de hierro

por la Dra. Carmen Guillén | 24/10/2008 13:14

 

Son muchas las embarazadas que me preguntan si necesitan tomar suplementos de hierro en su embarazo y porqué.

Al comienzo del embarazo, es absolutamente normal que aparezcan esos síntomas como cansancio, dejadez y sueño. El sueño y el cansancio profundos son de lo más habitual, no se relacionan necesariamente con anemia y remiten al final del primer trimestre.

Por otro lado, no es obligado tomar hierro en el embarazo ya que puede producir efectos secundarios indeseables como estreñimiento, justo en un periodo en el que el movimiento intestinal se ralentiza.

Si se presentan estos síntomas en tu caso, espera pacientemente que pase el tiempo, ya verás como mejoras, y en caso de precisar algún suplemento ya te lo comunicará tu médico.

En caso de que tu médico haya confirmado que tienes anemia gestacional, consulta nuestro artículo sobre ella.