Afrontar una cirugía

por la Dra. Isabel Orjales | 04/06/2014 13:50

 

Cuando un niño tiene que ser intervenido quirúrgicamente, a la preocupación de sus padres de que todo salga bien se une la de pensar en cómo explicarle lo que va a ocurrir. Si es tu caso, no mientas a tu hijo, porque la decepción sería mayor y se sentiría traicionado por aquellas personas en las que ha confiado siempre a ciegas. Por duro que sea, si la intervención le va a doler, que no debería gracias a los analgésicos actuales, esmejor que lo sepa aunque amortigües diciendo algo así como "te va a doler un poquito, pero si miras a papá seguro que te duele menos". Te puede ayudar algún cuento que explique el proceso, o realizar vuestros propios dibujos de la historia. Conserva la calma para que él sienta que lo tienes controlado. Mímale con ternura y sentido común los días que permanezcáis en el hospital.