Alergias alimentarias

por la Dra. Rosa María Ortega | 28/04/2011 09:23

 

Cuando existe una alergia alimentaria es imprescindible evitar el alimento que la provoca. Si por ejemplo tu hijo es alergico a los frutos secos, su consumo moderado resulta saludable, pero no son productos vitales en su dieta diaria. El consumo de alimentos como legumbres, cereales, frutas, aceites vegetales... permite compensar los nutrientes que aportan. Si su alergia está provocada por alguna fruta como el kiwi o el melocotón, tampoco es indispensable su ingesta, ya que se pueden sustituir por otras frutas sin que existan riesgos de carencias nutricionales para tu hijo. Lo que tendrás que vigilar a conciencia es el etiquetado de todo lo que coma ya que muchos chocolates, galletas, dulces o helados pueden tener trazas de alimentos a los que sea alérgico. Aunque las cantidades suelen ser mínimas, pueden llevar a una reacción indeseable en tu hijo.

Consulta el reportaje Cómo superar la alergia alimentaria.