Por una alimentación sana

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

Nutrición

Alimentos light para controlar el peso

por la Dra. Rosa María Ortega | 22/08/2013 13:47

 

Los alimentos light son aquellos que aportan menos calorías que los convencionales. En ese sentido, ayudan en el control de peso, pero siempre que se utilicen en cantidad razonable, no abusando de ellos porque sean light. Por ejemplo, una ración de margarina light es mejor para controlar el peso que la misma ración de margarina convencional; pero si por optar por el primero tomamos cinco raciones, quizá consigamos un aporte de calorías similar o superior al asociado al consumo del alimento convencional y entonces ya no sería una ventaja la utilización de este tipo de productos. No hay peligro en la salud por su uso, aunque se aconseja un consumo razonable similar al de productos convencionales, para lograr menor aporte de calorías, pero manteniendo una dieta correcta y no desajustarla.

Más información: Un menú semanal de 1200 calorías al día

¿Leche sin lactosa para niños pequeños?

por la Dra. Rosa María Ortega | 15/08/2013 13:57

 

Cuando una persona no puede digerir bien la lactosa es porque su intestino produce poca lactasa, lo que se asocia con molestias intestinales al tomar leche. En los adultos, la variedad sin lactosa es una alternativa interesante para evitar los trastornos. Sin embargo, no conviene que los niños pequeños tomen leche sin lactosa si no se les ha diagnosticado intolerancia a la lactosa porque su organismo dejará de producir lactasa y se facilitará que sean intolerantes antes de tiempo. Por tanto, mientras los pequeños no manifiesten problemas digestivos al beber leche, es mejor que reciban la fórmula habitual. Sin olvidar, además, que algunos productos lácteos, como el yogur, aunque tienen lactosa, son mejor tolerados por personas que la digieren mal ya que las bacterias que este lácteo contiene, proporcionan lactasa que ayuda a digerir la lactosa.

Los suplementos y la lactancia

por la Dra. Rosa María Ortega | 08/08/2013 14:03

 

Es normal que una madre que da el pecho a un recién nacido se encuentre cansada. A la lógica recuperación del parto, se suman demandas del bebé con sus tomas frecuentes y noches con poco descanso. Ante esta situación, muchas mamás temen padecer anemia y se plantean tomar suplementos. La lactancia es la etapa de la vida en la que más aumentan las necesidades de muchos nutrientes, dado que estos pasan con la leche materna al bebé y es difícil conseguir un aporte adecuado de vitaminas y minerales. Tomar un suplemento, siempre que proporcione cantidades moderadas de nutrientes por un tiempo, puede ser acertado, aunque depende de cómo sea tu dieta. Si tienes dudas, comenta el tema con tu médico para que descarte una posible carencia de hierro mediante una analítica.

Un consejo para introducir los nuevos alimentos en la dieta del bebé

por la Dra. Rosa María Ortega | 01/08/2013 13:57

 
bebé con cuchara

No hay una pauta estricta para iniciar la alimentación diversificada del bebé, pero debes introducir los alimentos de forma progresiva –siguiendo las indicaciones del pediatra– y separada, para observar cómo el niño va tolerando y aceptando cada nuevo alimento. No hay ninguna prisa en ofrecerle todos a la vez. Si se hace poco a poco, se puede detectar más fácilmente si existe algún problema de alergia o intolerancia. Una buena idea es darle un alimento diferente cada 7-10 días, por ejemplo. 

Merienda para el niño con sobrepeso

por la Dra. Rosa María Ortega | 25/07/2013 13:53

 
niño obeso

No es una buena idea eliminar la merienda en los niños con sobrepeso. Los niños deben hacer cinco tomas al día, tanto para conseguir una buena alimentación como un control de peso adecuado. Si no, además de que la dieta acaba siendo incorrecta, crece el riesgo de obesidad. Se ha comprobado que los niños que hacen menos ingestas (2-3) tienen mayor facilidad para aumentar su peso, respecto a los que distribuyen los alimentos en mayor número de ocasiones (4-5). Si crees sobre el peso de tu hijo, pide al pediatra que valore si realmente tiene exceso de kilos y que te oriente. Sería más acertado darle una merienda nutritiva e hipocalórica, como una fruta o un yogur desnatado, un trocito de pan integral con leche… También es conveniente que tome bastante líquido para adelantar la señal de saciedad y animarle a ser más activo. 

En el embarazo, ¿margarina o aceite?

por la Dra. Rosa María Ortega | 18/07/2013 13:47

 

Si tienes dudas sobre qué grasa de conviene tomar en el embarazo, conviene saber que la margarina tenía cierta cantidad de grasa trans en el pasado, pero en la actualidad ha mejorado mucho su composición, pasando a proporcionar otra de excelente calidad, con un contenido casi nulo de grasa trans, por lo que es una buena elección para el desayuno. Aunque el aceite de oliva también es una grasa de buena calidad, se suele utilizar en diversas comidas –en ensaladas, como aderezo o en el cocinado de diversos alimentos– y, en general, su consumo en España es elevado; sin embargo, otros componentes grasos, como los ácidos grasos poliinsaturados, muy necesarios en embarazo para la formación de estructuras del sistema nervioso del feto, es algo insuficiente. En este sentido, las margarinas proporcionan poca grasa saturada y una cantidad mayor de poliinsaturada, con ácidos grasos esenciales y algunas vitaminas y calcio. Mi consejo es que selecciones margarinas con bajo contenido en grasa, que te aportarán menos calorías.

Si mi bebé tiene diarrea ¿suspendo la lactancia?

por la Dra. Rosa María Ortega | 11/07/2013 13:39

 

Las mamás se preguntan con frecuencia si tienen que mantener la lactancia materna cuando el bebé sufre diarrea. La respuesta es sí. Conviene mantenerla especialmente si el niño tienen diarrea o predisposición a sufrirla, pues supone un refuerzo positivo de la respuesta inmunitaria y por los agentes antiinfecciosos que proporciona. Cuando el bebé es propenso a sufrir diarreas, es acertado ofrecerle alimentos astringentes -papilla de arroz con zanahorias, por ejemplo- que frenan la diarrea y yogures adaptados para menores de un año, que son de indudable ayuda.

Más información:  Qué darle de comer si tiene diarrea

El menú base de un niño de 3 años

por la Dra. Rosa María Ortega | 04/07/2013 13:40

 

La leche con cereales en el desayuno es una alternativa muy correcta. Estaría bien que el niño completara su desayuno con un zumo o una fruta pero no es imprescindible si lo hace en algún otro momento del día. La resistencia a tomar verduras es muy recuente en los  niños, pero si la incluyes en sus comidas poco a poco, la aceptará. Si tu hijo la prefiere a la de vaca o ternera, no hay problema en darle carne muy pasada y blandita  como la de pollo o pavo. Y es estupendo que acepte el pescado; También puedes darle huevo 2-3 veces por semana. No es fundamental que meriende, pero sería recomendable que tomara alguna fruta o yogur. 

¿Cuántos huevos puede tomar un niño?

por la Dra. Rosa María Ortega | 27/06/2013 13:45

 

El huevo es un alimento de alto valor nutricional, cuyo consumo se restringe con frecuencia por miedo a su contenido en colesterol. Este temor no está justificado ya que ningún estudio ha demostrado mayor riesgo cardiovascular por tomar más huevos.

En principio, lo aconsejable –para evitar que se desplacen otros alimentos en la dieta del niño– es tomar 2-3 huevo/semana; sin embargo, es preferible comer el huevo cocinado –cocido, frito, en tortilla...– mejor que batido crudo, para eliminar cualquier posible riesgo de transmisión de Salmonella al niño, ya que, aunque el problema no se da con frecuencia, es mejor evitar cualquier riesgo.

Mi hijo no quiere azúcar

por la Dra. Rosa María Ortega | 13/06/2013 13:27

 

A algunos niños –aunque no muchos– no les gusta nada el dulce. Si es el caso de tu hijo, no te preocupes por si ese rechazo le crea un déficit de azúcares, puesto que las necesidades que de ellos tiene su organismo se cubren con los hidratos de carbono, que se convierten en glucosa. Los cereales, las legumbres, las verduras, las frutas..., proporcionan hidratos de carbono complejos que son fuente de glucosa, por lo que no es necesario tomar carbohidratos sencillos (azúcar blanco, dulces o miel) para que el niño reciba su ración. De hecho, generalmente, ocurre todo lo contrario y el problema de las dietas infantiles actuales es el exceso de azúcares, que no deberían suponer más del 10% de las calorías totales.