Por una alimentación sana

Los especialistas de Guía del niño responden a las dudas y preguntas que los padres se hacen sobre temas relacionados con la salud de la embarazada y el futuro bebé, el parto y posparto, la salud del bebé y el niño, su alimentación y su desarrollo, la educación del niño, su relación con los padres y su entorno familiar y social.

Nutrición

Carne de cerdo en la dieta del niño

por la Dra. Rosa María Ortega | 06/03/2014 14:04

 

Una lectora nos envía esta consulta: "Al comenzar la alimentación complementaria de mi hijo, el pediatra me indicó que le podía dar carne de pollo, ternera, pavo o cordero, pero no mencionó la carne de cerdo. ¿Hay alguna razón para evitar su consumo después del año?"

La carne de cerdo tiene unas propiedades nutricionales muy aceptables y posee características diferentes según la alimentación del animal, su edad y su zona de procedencia. Por ejemplo, el solomillo de cerdo se considera carne roja y el lomo se clasifica como carne blanca. En general, la variedad de productos que extraemos del cerdo son aceptables en la alimentación de niños de más de un año. Esta carne se suele introducir a los 6-7 meses, y se recomienda la introducción del jamón cocido a los 10 meses, del jamón curado a los 12 y de los embutidos a los 24. En este contexto, creo que a los 12 meses se puede tomar con tranquilidad carne de cerdo adecuadamente cocinada, igual que la de cordero o ternera.

Puedes consultar detalles más concretos sobre la edad a la que dar cada comida en el Calendario de introducción de los nuevos alimentos.

Dieta depurativa en la lactancia

por la Dra. Rosa María Ortega | 27/02/2014 13:57

 

Durante la lactancia, es prioritario que acerques tu alimentación a la recomendada, aumentando el consumo de alimentos que aportan muchas vitaminas y minerales y pocas calorías, especialmente lácteos, frutas, verduras, legumbres y cereales, y reduciendo el consumo de grasas y dulces. Este tipo de dieta es correcto, por lo que además de ser saudable es depurativa, ayuda a mejorar la salud y el control de peso y favorece la lactancia materna. Si además bebes bastante líquido y caminas al menos 30 minutos al día, estarás ahciendo lo más correcto para tu salud y no necesitarás depuración adicional.

Puedes conocer más consejos en el reportaje Tu dieta mientras das de mamar.

Niño que come poco

por la Dra. Rosa María Ortega | 20/02/2014 13:46

 

A los 19 meses de edad, la velocidad de crecimiento del niño va disminuyendo y es razonable que coman proporcionalmente menos que en etapas anteriores de su vida. Por otra parte, la apreciación respecto a lo que un niño come suele ser algo subjetiva. Obligarla a comer puede ser arriesgado, pues la acostumbrarías a tomar más alimento de lo que su organismo demanda, y esto puede favorecer el padecimiento de obesidad en la etapa adulta. Si tu hijo tiene una talla o un peso inferior al deseable, debes consultarlo con su pediatra. Pero, si el crecimiento es correcto, no debes preocuparte.

Los hidratos de carbono en la dieta del niño

por la Dra. Rosa María Ortega | 23/01/2014 14:00

 

Un niño debería tomar al menos seis raciones de cereales al día, 1-2 en el desayuno –pan, cereales de desayuno, galletas– y otra ración de pan y cereales a media mañana o en la merienda, en la comida y en la cena. Pero como no siempre se toma pan o cereales a media mañana o en la merienda –y, a veces no se toma pan en la comida o la cena–, casi nunca se llega a las seis raciones diarias aconsejadas, por lo que el consumo de pasta y otros alimentos ricos en hidratos suele ayuda a mejorar la calidad de la alimentación del niño. Por tanto, no hay problema en tomar durante una comida varios alimentos ricos en hidratos de carbono.

¿Engorda más la cena que la comida?

por la Dra. Rosa María Ortega | 16/01/2014 13:51

 

Hay quien piensa que los alimentos de la cena engordan más porque se digieren con más lentitud o tienden a ser más calóricos. La verdad es que en la dieta influye el total de calorías diarias ingeridas, no solo las tomadas durante la cena. Las que se toman en otras horas del día condicionan también incrementos de peso, si se consumen en exceso. Sin embargo, es cierto que hay matices que deber ser considerados. Un aspecto que influye en el control de peso es el reparto de los alimentos a lo largo del día, siendo mejor distribuirlos en 4-5 comidas, que tomar un desayuno y una comida abundantes y luego intentar no tomar nada más en el resto del día. También influye, aunque en menor medida, la diferencia entre ingesta y gasto energético, que durante la noche, debido al sueño nocturno, es menor.

¿Elimino alimentos contra el estreñimiento?

por la Dra. Rosa María Ortega | 09/01/2014 13:40

 

Una lectora nos escribe porque está embarazada y padece estreñimiento. Nos pregunta si debería excluir de su dieta alimentos como el plátano o la manzana, que suelen recomendarse para tratar la diarrea.

Es cierto que la manzana y el plátano resultan de ayuda en casos de descomposición, pues tienen taninos que frenan el proceso de pérdida de líquidos –son astringentes, aumentando la reabsorción de agua y electrolitos– y además tienen propiedades antiinflamatorias y antisépticas. Sin embargo, estos alimentos y las frutas en general, se recomienda también en casos de estreñimiento, pues proporcionan gran cantidad de fibra que mejora el tránsito intestinal. Como consecuencia, la manzana y el plátano son de ayuda en la diarrea y el estreñimiento y no debes evitar su consumo. Puedes luchar contra el estreñimiento tomando algunos días kiwis o ciruelas, que tienen sustancias laxantes, o yogur que ayuda a regular el tránsito intestinal. Bebe bastante líquido y procura caminar a diario. Aquí encontrarás otros alimentos contra el estreñimiento.

Leche sin lactosa en el embarazo

por la Dra. Rosa María Ortega | 19/12/2013 13:58

 

Una lectora nos pregunta si es mejor tomar leche sin lactosa durante el embarazo y si esta se digiere mejor.

La leche sin lactosa es una buena alternativa para las personas que tienen intolerancia a la misma y experimentan molestias gastrointestinales al tomarla. Pero si no tienes este problema, la lactosa en personas sanas –que la puedan digerir– favorece la absorción del calcio y el crecimiento de bifidobacterias. Por otra parte, el organismo tiende a adaptarse a los alimentos que consume y si una persona deja de tomar leche o la toma sin lactosa, es probable que su aparato digestivo deje de producir la lactasa –necesaria para digerir la lactosa– y se vuelve intolerante con el tiempo, por lo que no resulta aconsejable abandonarla.

El calostro es más que suficiente para alimentar al recién nacido

por la Dra. Rosa María Ortega | 12/12/2013 13:40

 

Con frecuencia las madres temen que el calostro sea insuficiente para alimentar al bebé. En realidad, esta primera leche que produce la mama tras el parto le aporta justo lo que necesita para cimentar una buena salud. Y esto es prioritario, mucho más que el peso que pueda ganar en sus primeros días de vida. Posee proteínas, minerales, vitaminas, pero sobre todo inmunoglobulinas y otros componentes útiles en la protección inmunológica del bebé y que favorecen el crecimiento de bacterias beneficiosas en su intestino. No es necesario darle suero glucosado, salvo que el pediatra lo indique. 

Ninguna combinación de alimentos adelgaza

por la Dra. Rosa María Ortega | 05/12/2013 13:50

 

Mucha gente cree que la combinación de ciertos alimentos puede adelgazar. En realidad, ningún alimento o mezcla de ellos hace que adelgacemos o controlemos mejor el peso. Sólo sería aceptable esta afirmación si los alimentos elegidos sustituyen a otros que proporcionan más calorías. Supongamos que habitualmente cenas verduras con pescado o con huevo y un vaso de leche con tarta de postre. Al dejar todo igual pero sustituir la tarta por plátano, es posible que consigas un beneficio en el control del peso, porque sustituyes un alimento que suele aportar unas 500 calorías o más -dependiendo del tipo y tamaño de la ración de tarta- por plátano que, siendo mediano, aporta 100 calorías. Pero en sí el conjunto leche-plátano no supone mayor beneficio que el resultado de tomar estos alimentos por separado o en diferentes comidas. No condicionan cambios metabólicos o gastos energéticos mayor por tomarlos juntos. 

Si das el pecho, la leche vegetal no sustituye la de vaca

por la Dra. Rosa María Ortega | 28/11/2013 13:50

 

Si estás dando de mamar, puedes tomar leche de soja o de almendra pero debes saber que estas leches vegetales no sustituyen a la leche de vaca. Su composición es diferente. Por ejemplo, el contenido en calcio y su absorción es menor. Si no te sienta bien o no te gusta la leche, comenta el tema a tu médico para que estudie si sufres alergia o intolerancia a la leche de vaca. De no tener un problema concreto, es preferible tomar este producto como fuente de diversos nutrientes y especialmente de calcio. También puedes considerar la posibilidad de optar por un yogur o leche fermentada que quizá te resulten más apetecibles y tienen una composición más próxima a la leche y encajan en el grupo de lácteos. Recuerda, en cualquier caso, que durante la lactancia, conviene tomar 3-4 raciones de lácteos al día.